Cómo hacer Fertilizante Natural

Recetas para hacer Fertilizante Natural

Así como te preocupas en planificar tus comidas semanales y en satisfacer a tu estómago cuando te pide algo de alimentos, las plantas también deben recibir suficientes nutrientes provenientes del sueño y del agua del riego. Y, para asegurar una tierra de cultivo óptima, nada mejor que hacer un fertilizante natural con ingredientes libres de químicos y malos acompañantes.

La composta (compost) es la manera más conocida de hacer fertilizante o abono casero. Se trata de la recuperación de los desechos orgánicos que producimos en casa, los cuales mezclados con tierra, sustratos diversos y por acción de insectos, se pudre y produce así minerales, vitaminas y otros nutrientes esenciales para los suelos de todo tipo de plantas.

Guía para hacer fertilizante natural y casero. Cómo elaborar compost casero. Tips para preparar un fertilizante natural con distintos nutrientes
Imagen 1. Pieles o cáscaras de frutas y verduras son los ingredientes principales para hacer un fertilizante natural

Aunque el abono natural es una manera muy efectiva de "alimentar" el jardín, demora su tiempo. Quizás la única contra del compost es el aroma que se desprende durante su preparación, por lo que conviene elaborarlo en la parte del jardín más alejada del hogar y donde no moleste.

Diferencia entre abono y fertilizante

Aunque abonos y fertilizantes comparten su cometido (ambos buscan favorecer la nutrición del suelo para promover el desarrollo y crecimiento de las pantas), cuando hablamos de “abonos” imaginamos de inmediato un elemento de origen natural, mientras que si decimos “fertilizantes” nos referimos a un compuesto de origen químico, elaborado o producido por intervención humana indefectiblemente.

Pero en esta nota estamos explicando cómo hacer fertilizante natural, ¿verdad?. Y eso es justamente lo que haremos. Crearemos un compuesto, con químicos seguros, para mejorar la nutrición de los suelos, permitir el mejor desarrollo de las plantas y especies, y lo haremos en casa sin riesgos.

Nutrientes que debe contener el abono casero

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el mejoramiento de suelos depende en gran medida de su composición constante de nutrientes esenciales, en particular tres minerales:

  • Nitrógeno (su falta en el suelo se evidencia con hojas pálidas, amarillentas, caída anormal y crecimiento disminuido de las plantas)
  • Fósforo (su falta provoca crecimiento poco desarrollado, enfermedades y empobrecimiento de la brotación y la floración)
  • Potasio (su ausencia evidencia hojas arrugadas, maduraciones fuera de tiempo, y crecimiento disminuido en las plantas)

Un fertilizante natural para cada nutriente

Hay muchas formas de hacer fertilizante casero con elementos seguros, aprovechando lo que tienes en casa. Estas recetas combinan “lo mejor de dos mundos”, pues actúan como fertilizante poco concentrado, y a la vez, también como abono líquido.

Fertilizante casero para aportar potasio

Toma las cáscaras (pieles) de tres bananas o plátanos no demasiado maduros –tampoco verdes- y colócalas en una olla con un litro de agua, enteras. Lleva al fuego bajo o moderado y deja hervir sin tapar, junto con dos cucharadas de azúcar, de preferencia rubia.

Pasados unos 5 minutos retira del calor, deja entibiar un poco y filtra, reservando sólo el líquido. Embotella o aplica directamente a la tierra de tus plantas. Este fertilizante natural beneficia la floración y la producción de frutos.

Para aportar fósforo

La próxima vez que enciendas la estufa a leña, la parrilla o la barbacoa de madera, no te deshagas de las cenizas. Fíltralas con un colador grande (o con la misma parrilla) y dilúyelas en 1 litro de agua común. Usa en el agua de riego una vez por semana.

Fertilizante natural para aportar nitrógeno

Coloca unos 20 gr de ortiga seca (o 100 gr de ortiga fresca, cortada en trocitos) en un balde junto con 1 litro de agua común o mineral. Tapa el cubo y mueve dos veces por día, aproximadamente, por un total de 7 a 8 semanas para que la planta se pudra. Verifica que se formen burbujas en la superficie del agua, evidenciando la pudrición. Cuando desaparezcan, el producto estará listo para filtrarse, embotellarse, y diluirse en 10 a 20 partes de agua antes de utilizar.

Para aportar calcio

Conserva las cáscaras de 5 huevos, dejándolas en remojo de agua común durante todo un día. Pasadas las 24 horas, filtra para descartar los restos grandes y utiliza el agua directamente en la tierra, donde fuera necesario.

Medidas de seguridad al hacer fertilizante casero

Cuando sea que trabajes con químicos, compuestos de limpieza o sustancias naturales que pudieran emitir gases, vapores u otros, recuerda que lo primero es la seguridad. Es fundamental utilizar ingredientes de la más alta calidad, trabajar en un ambiente ventilado (lejos del sol directo, corrientes de aire pronunciadas, fuentes de calor con llama) y utilizando los elementos de seguridad correspondientes, como guantes, barbijo, gafas protectoras y lo que sea que necesites.

No permitas que los niños manipulen químicos, aunque sean de tipos seguros, y mantén a las mascotas alejadas mientras trabajas haciendo fertilizante natural casero o cualquier otro compuesto semejante.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Fertilizante Natural, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?
8 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social