¿Qué son los Estores?

Los estores son esa extraña combinación de tabique y cortina, con una estructura rígida y una apariencia decorativa e impecable. Normalmente, su adquisición en el mercado suele conllevar precios sumamente elevados. Pero hoy, aprenderemos la manera más sencilla de crear estores, totalmente a nuestro gusto, y siempre por dentro de nuestro presupuesto establecido.

Ideas para crear estores

Hay muchos modos de crear estores, en numerosos materiales. Desde fibras, pajas y varillas naturales (como la totora) que se enrollan sobre sí mismos, hasta delicados estores de telas encoladas, rígidas y de gran caída. Por ello, lo primero es analizar la ventana que cubrirá, midiendo su ancho y su largo, además del largo de separación desde el marco inferior hasta el piso y del superior al techo, si quisiéramos que el estor cree una división vertical que cubra la pared por delante de la abertura. Anota estas medidas, y luego elige la tela o el material del estor.

Puedes adquirir el material que prefieras, dándole un tratamiento especial para la adecuación del estor. Para elementos orgánicos y naturales, asegúrate de que al cortarlos en el ancho deseado no pierdan estructura. De ser así, asegúralos en los contornos con cintas al bies o con detalles decorativos.

Para géneros livianos, deberás colocar un peso en el extremo inferior del estor. Esto permitirá que la tela caiga delicada y prolijamente. Crea un dobladillo e inserta allí una varilla de madera, o coloca algunas monedas o piedras que den peso y prolijidad.

Si vas a crear estores en telas de mayor grosor y estabilidad, simplemente debes colocar un reborde inferior (un dobladillo o una cinta plástica) para asegurar que no se pliegue y caiga siempre derecha.

El estor puede "cerrarse" con el sistema romano, o enrollarse hacia arriba. Una buena idea es crear estores en dos estampados de tela diferentes, que combinen o que contrasten, en dos colores planos o en la misma paleta, pero con diferentes estampados. Esto permitirá que, al enrollarse, se aprecien ambos acabados.

El estor puede tener el alto de la ventana, o desde el techo al piso, a tu gusto. La primera versión será más adecuada para paredes y espacios pequeños, mientras que uno vertical de techo a piso permitirá un mejor aspecto de habitaciones muy grandes, o también de ventanas pequeñas.

Recuerda que puedes montar dos estores, uno claro y otro opaco, uno frente al otro, de modo de impedir la visibilidad de día, y el ingreso de luz por las noches.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Estores, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

27 valoraciones. El 44% dice que es útil.