Cómo hacer Bolas Antiestrés

Métodos para hacer Bolas Antiestrés

La época de exámenes, los días complicados en el trabajo o las vicisitudes de la vida misma son momentos en los que podrás beneficiarte con esta idea, pues hoy aprenderás a hacer bolas antiestrés en casa y muy fácil, usando elementos que puedes conseguir en casi cualquier tienda.

Se trata de pequeñas bolas que te ayudarán a aliviar los nervios, ocuparán tus manos para cuando necesites pensar, y te permitirán concentrarte mejor en las tareas más urgentes.

Para hacerlas tenemos dos opciones: una es rellenas de agua (de hecho: con perlas de hidrogel, que son esas bolitas que se hidratan y se colocan en los tiestos para conservar la humedad), o también rellenas de fécula de maíz, que no sólo podrás presionar para aliviar tus nervios, sino también modelar en formas entretenidas.

Dos métodos caseros para hacer bolas antiestrés. Recetas para hacer bolas antiestrés caseras. Cómo fabrica bolas antiestrés

© Depositphotos.com/belchonock

Imagen 1. Las perlas de hidrogel son geniales para hacer bolas antiestrés. Son económicas, fáciles de conseguir, y muy agradables al tacto.

Elige la versión que prefieras, y sigue estas instrucciones para hacer bolas anti estrés personalizadas:

Bolas antiestrés caseras con perlas de hidrogel

Las perlas de hidrogel tienen colores atractivos, y su forma redondeada las convierte en el material ideal para este proyecto.

Pon en agua caliente un paquete de perlas de hidrogel y déjalas que absorban el líquido, siguiendo las instrucciones del envase. Cuando estén listas y bien cargadas, ponlas dentro de una botella de agua vacía (o usa un embudo de boca ancha), y coloca la boca de un globo incoloro en la botella (o en la saliente del embudo).

Vuelca todas las perlas dentro del globo, y anúdalo de modo que quede lleno de las perlas, pero no demasiado tenso. Si el globo es grande, enrosca un poco (o haz un nudo pequeño) y voltéalo para hacer un segundo envoltorio, dando más resistencia a esta bola antiestrés casera. Anuda, recorta los excedentes, y disfruta de la tranquilizadora sensación de presionar el globo cuando necesites concentrarte u ocupar las manos.

Bolas antiestrés con fécula de maíz

Seguro has visto en el mercado esos simpáticos muñequitos flexibles que modelas a tu gusto y alivias tensiones con ello. Son muy fáciles de hacer. Sólo necesitas una bombita o globo de agua del color que quieras, y un embudo pequeño.

Usando el embudo, llena el pequeño globo con fécula de maíz (almidón de maíz) sin dejarlo demasiado tenso. Una vez que tenga suficiente almidón como para modelarlo sin que la goma se resbale demasiado, anuda quitando todo el aire del interior, y recorta los excedentes. Usa esta bola así como está, presionándola suavemente, o puedes decorarla como las hallas en el mercado, con ojos locos, pelo de fantasía, o lo que prefieras.

Estas son dos alternativas fáciles de hacer y muy económicas. Siguiendo estas instrucciones podrás crear bolas antiestrés en casa, en minutos, y con sólo alivio para tu mente.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Bolas Antiestrés, te sugerimos que visites nuestra sección Salud Mental.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social