Cómo hacer Abono Casero en un Lugar Cerrado

Pasos para hacer Abono Casero en un Sitio Cerrado

El compost o abono casero es una creación sumamente beneficial, no sólo para nuestros cultivos en tierra y en maceta, sino que es también una manera genial de aprovechar los residuos orgánicos, minimizando el impacto ambiental y mejorando nuestra calidad de vida.

Pero para quienes viven en pisos y departamentos en las grandes urbes, la creación de composta casera puede parecer algo lejano de sus posibilidades. Pues ya no: aquí te contamos una manera original y eficaz de crear tu abono orgánico en un lugar cerrado, y mejorar así tus plantas y cultivos.

Cómo hacer compost en un departamento

Para crear tu compost casero necesitarás de una maceta, un balde o un contenedor de algún tipo, que cuente con tapa. Aunque el compost necesita airearse y quedar algo expuesto para su correcta composición, mantenerlo al aire libre en un apartamento puede atentar contra el bienestar y la sana convivencia. Por ello, haremos una versión de abono casero que se descompondrá dentro de la tierra de los cultivos, evitando así los malos olores.

  • Coloca algo de tierra dentro del contenedor, procurando cubrir sus huecos inferiores (si se trata de macetas, estos son los agujeros para el drenaje). Esta tierra quedará sumamente enriquecida, y evitará que los aromas se dispersen sin límites, al absorber directamente los nutrientes de los desechos orgánicos.
  • Cuando cocines, ve depositando dentro de este contenedor los residuos orgánicos sólidos. Éstos son las sobras de alimentos, en especial los no cocidos, las cáscaras de frutas y verduras, las hierbas de infusiones y demás. Para evitar malos olores, no coloques residuos de alimentos de rápida descomposición, como huevos y carnes.
  • También puedes aprovechar para colocar dentro restos de otros elementos no comestibles, como servilletas de papel, papel tissue, troncos y demás.
  • Al colocar los desechos, cúbrelos con una capa fina de tierra, de aproximadamente un centímetro de espesor. Esto te ayudará a controlar los olores, y permitirá mayor cantidad de tierra absorbiendo los nutrientes.
  • Una vez por semana, remueve este compost con una pala de jardinería, para complementar dicha absorción. En lo posible, mantén la preparación seca, aunque no demasiado. La humedad de los desechos debería ser suficiente, pero si notas demasiada sequía, puedes humedecer apenas con algo de agua templada.
  • Luego, simplemente utiliza esta tierra en tus cultivos. Puedes quitar la de las macetas y canteros, conservándola en otro recipiente, para reemplazarla con este abono. Verás que en cuestión de días tus plantas se llenarán de nutrientes y lucirán estupendas, ayudando a su vez al medio ambiente.

Gracias por leer Cómo hacer Abono Casero en un Lugar Cerrado, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
171 valoraciones.
El 97% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social