Guía para hacer una Huerta en Casa

Cómo Armar una Huerta en Casa

Al momento de hacer una huerta en casa es preciso tener en cuenta que el terreno asignado debe tener una buena cantidad de sol diaria. En el caso de que dispongas de espacio a disposición, un área de 45 m2 sirve para abastecer de vegetales a una familia tipo durante cada temporada. En una franja del terreno es preciso colocar las denominadas “hierbas aromáticas”, que sirven como una barrera a las plagas e insectos y, a la vez, son perfectas para cocinar.

Los primeros pasos para armar una huerta orgánica en casa son:

1. Elegir el sitio donde reciba sol una gran cantidad de horas al día.

2. Considera un espacio para poder circular cómodamente, pasando herramientas y riego.

3. Las plantas que adquieren más porte (como los tomates) se deben colocar de manera tal que no tapen el sol a las más pequeñas.

Pasos para armar una huerta orgánica. Guía para hacer una huerta familiar. Tips para armar una huerta orgánica en casa
Imagen 1. Disfruta de tus propias hortalizas haciendo una huerta orgánica en tu jardín.

4. Las hierbas y especias deben mantenerse en maceteros, y reservar la huerta para las plantas que necesitan más cantidad de tierra para crecer.

5. Es preciso tener precauciones con algunas especies, ya que, por ejemplo, la menta ramifica mucho en la tierra, aunque en el exterior se vea pequeña.

Cómo diseñar la huerta

Para hacer una huerta orgánica es preciso realizar un plano en un papel de cómo queremos que se vea. Dibuja cómo quieres que se dispongan los espacios, siempre en función del tamaño y la ubicación. Una huerta orgánica más atractiva es aquella que rompe con lo uniforme, es decir, que no sigue una línea. En los bordes se pueden intercalar las hierbas aromáticas y los aliños.

Es muy importante también aprovechar al máximo el terreno, y que la tierra esté en buenas condiciones. La preparación requiere de “aireación”. Si plantarás los almácigos directamente, comienza unos días más tarde, a diferencia de si usas semillas.

Creando la huerta orgánica

El perímetro de la huerta orgánica se debe delimitar con hilo.  Luego, hay que quitar las malezas, piedras y césped, y alisar con un rastrillo y un asadón. El siguiente paso es marcar los espacios según el diseño que hemos dibujado; cada una de estas “camas” o hileras de plantación se mantendrán por lo menos una temporada.

Después, se debe cavar un hoyo de unos 15 centímetros, hasta que la tierra esté suelta. Allí se añade una capa de hasta 10 cm de compost y tierra orgánica. Algunos también optan por colocar abono para acelerar los procesos de crecimiento.

Una vez que la huerta orgánicaya está delimitada y las camas armadas, el siguiente paso es aprender a sembrar. Para ello, se debe distribuir la plantación en 4 semanas con intervalos de 4 días entre cada una. De esta manera, tendremos más cantidad de alimentos a lo largo de la temporada y no saldrán todos al mismo tiempo.

En el armado de la huerta, indican los expertos, la distancia de siembra es fundamental. Por ejemplo, para la lechuga se requieren 20 cm. entre cada planta, para el repollo, 45; para el tomate 30, para el apio 30 y para la zanahoria, 8. Las semillas se pueden conseguir de diferentes maneras: dejando que las plantas se vayan en flor y se sequen; esperando que la mata florezca en la tierra, o dejando madurar el fruto y secando las semillas al sol.

Algunas especies ideales para la huerta orgánica

Claro está que no podemos tener todas las variedades de vegetales que encontramos en la verdulería, todo dependerá de nuestros gustos, de lo que más utilizamos para cocinar, de la cantidad de comensales y nuestros hábitos culinarios. Si deseas hacer una huerta en casa, no te pueden faltar:

Tomate cherry: Se necesita poco espacio y se cultiva en primavera y verano. Siempre deben de estar a pleno sol y es preciso acompañar el crecimiento con un tutor, en la mayoría de los casos una caña, porque es una especie trepadora. Recuerda que cuánto más crezca, más frutos tendrá.

Orégano: Es una de las aromáticas que está presente en muchas comidas, por lo tanto, es imprescindible sembrarla en la huerta orgánica. No precisa demasiado riego pero si excesivo sol.

Albahaca: Otra de las estelares del huerto. No tolera el frío y se debe plantar a inicios de la primavera.

Perejil: La germinación es medio lenta y se cosecha a finales del verano. Coloca en un sitio donde no reciba sol al mediodía.

Lechuga: Necesitarás un poco más de espacio en la huerta orgánica, pero lo bueno es que se puede cultivar todo el año. La recolección es cada tres o cuatro meses.

Morrón: Necesita abundante agua y puede crecer hasta 75 cm. Se planta a inicios de la primavera y requiere temperaturas superiores a los 20°C.

Para hacer una huerta también debes saber que existen diversas “asociaciones” entre especies, esto quiere decir que toman diferentes nutrientes de la tierra para crecer. Algunas de las asociaciones más frecuentes son:

- Lechuga y puerro/verdeo
- Hinojo y escarola
- Acelga y rabanito
- Zanahoria y lechuga
- Perejil y remolacha
- Apio y lechuga morada
- Tomate y albahaca
- Berenjena y lechuga criolla
- Pimiento y perejil
- Albahaca morada y tomate cherry

No es necesario ser un experto en agricultura para poder armar una huerta en casa. Simplemente se requiere de dedicación, información, compromiso, pero sobre todo "aprender a prueba y error".

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Guía para hacer una Huerta en Casa, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social