Cómo elegir el juego de comedor

El tamaño del juego de comedor

Cuánto espacio tienes para la mesa es la primera interrogante a determinar al elegir un juego de comedor. En lugares pequeños, una mesa de enormes dimensiones sólo nos dejaría sin sitio de tránsito disponible. Las sillas quedarán pegadas a la pared, y estaremos todo el tiempo evitándolas con las caderas para no sufrir golpes.

Una buena manera de conocer el espacio es disponer hojas de papel periódico en el piso, y dejarlas uno o dos días para saber si podremos transitar libremente sin pisarlas. Esto nos facilitará darnos una idea de cuál es la dimensión máxima que puede tener nuestro próximo juego de comedor.

Cantidad de integrantes

Luego, debes analizar la cantidad de integrantes del hogar, y mayormente, la de comensales habituales. Si tu familia es de cuatro personas, una mesa de hasta 6 asientos será ideal. Pero si en las comidas se suma familia y amigos, y suelen ser 8 personas, deberás buscar algo más amplio.

Una solución muy simple son las mesas plegables o de paneles agregables, que se ocultan por debajo de la tapa y se colocan sólo en caso de necesidad. Esto te ahorra espacio en el día a día, y te deja con suficiente lugar en las grandes reuniones.

Elegir el juego de comedor de acuerdo al uso

El siguiente aspecto es definir el uso habitual que tendrá el mueble. Si sólo se utiliza para comer, puedes optar por diversos materiales, protegiéndolos con manteles e individuales. Pero si en la mesa piensas realizar labores, como tareas escolares y hasta cocinar, elige un modelo más resistente, plano, sin vidrios ni tallados en la tapa, que soporte el calor y los roces.

En cuanto a los materiales, la madera es la más convencional y versátil. La laminada y la fórmica son buenas elecciones para mesas multiusos, mientras que las de madera con cristal o las de tapa de cristal son más elegantes, útiles para juegos de comedor en los que sólo se come o disfruta con amistades.

La forma del juego de comedor

Otro asunto no menor es definir la forma del juego de comedor.

Las mesas cuadradas y las rectangulares dan más espacio para agregar asientos, pudiendo sumarse comensales en las esquinas y en los cabeceros. Las redondas, por su parte, ocupan mejor el espacio y son más compactas, en especial cuando estén fuera de uso.
En modelos de 10 o más asientos, las ovales son las más convenientes, pues resultan elegantes y versátiles a la hora de distribuir la ubicaciones.

Las sillas del juego de comedor

Para mesas redondas y cuadradas pequeñas, las sillas simples sin apoyabrazos son la mejor elección, mientras que en mesas rectangulares y ovales se puede disponer de sillones (asientos con apoyabrazos), o bien dos en los cabeceros, y el resto más comunes en los lados.

El estilo, materiales y demás se considerarán sólo en factor del estilo del juego y del ambiente, además del uso y de los comensales habituales, pudiendo elegir entre modelos elegantes de pana, telas lavables, cuero, vinil, almohadones, etc.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo elegir el juego de comedor, te sugerimos que visites nuestra sección Muebles.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 80% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social