Cómo elegir el color de la vajilla y la mesa para una buena alimentación

Color de vajilla y mesa para una buena alimentación

La nutrición holística nos recomienda la elaboración de platillos de acuerdo con el color de sus ingredientes y componentes. Sin embargo, esos no son los únicos colores a los que podemos prestar atención en lo que respecta a nutrición y salud: el color de la vajilla y la decoración jugarán un rol importante para una adecuada alimentación.

Y es que el color posee la capacidad de modificar nuestro humor y nuestro estado de ánimo. Además, la percepción del color logra modificar algunos patrones de pensamiento y hasta de conducta, haciéndonos sentir más o menos hambreados, por ejemplo, según la ambientación del lugar, de la mesa, o de la vajilla.

Los encargados y diseñadores de restaurantes lo saben muy bien: hay colores que elevan el apetito de los comensales, mientras que otros lo disminuyen. También lo saben los dietólogos y nutricionistas, que recomiendan el uso de vajilla especial en la búsqueda de perder peso de manera saludable, minimizando el consumo o las porciones en la alimentación regular.

Así, el color azul debe ser evitado en la vajilla, si lo que queremos es fomentar el apetito. Si queremos, en cambio, que la persona coma menos, elegiremos este color para la mantelería, la decoración de la mesa o los detalles de la estancia, ya que este color disminuye la sensación de apetito. También la percepción de gusto pareciera verse disminuida al consumirse los platos de vajilla azul.

El color violeta, por su parte, resulta tan agresivo y vibrante, que disminuye las ganas de comer. De hecho, algunos estudios indican que los sabores parecen hasta desagradar cuando se utiliza vajilla de este color. Algo similar ocurre con el color verde, que propicia una percepción de mal sabor o aroma de alimentos, relacionándolos con la putrefacción.

A la hora de escoger el color de la vajilla y la mesa, ten en cuenta que los tonos de amarillo, mientras que sean claros o pálidos, fomentan el buen sabor percibido en los alimentos, ya que ayuda a una percepción de exoticidad y de extravagancia únicas para platillos elaborados. Algo muy similar ocurre con el color naranja; en cubertería y también en vajilla, eleva la sensación o la percepción de sazón de todo tipo de platillos.

El color rojo, por su parte, es uno de los favoritos, ya que estimula el apetito y propicia la percepción de sabor. Es el color a utilizar tanto en cubertería, en vajilla, como también en la decoración, por sus percepciones que se remontan a los inicios mismos del ser humano como ente carnívoro. Algo similar ocurre con el color marrón, muy apetecible para la cubertería y vajilla.

Así que ya sabes, el color de la vajilla y la mesa también afectará tu apetito y el sabor de la comida. Úsalo de acuerdo a tu objetivo, y será un punto más a tener en cuenta para lograr resultados satisfactorios en la alimentación.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo elegir el color de la vajilla y la mesa para una buena alimentación, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 75% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social