Cómo Elaborar un Proyecto

Cómo hacer un Proyecto de Manera Eficiente

Para cumplir todas tus metas y seguir siempre en avance en tu carrera, en tu trabajo o en cualquier ámbito de la vida, elaborar un proyecto será la herramienta más valiosa que puedas sumar a tus conocimientos. Por fortuna, no necesitas más que hacerte algunas pocas preguntas, y responderlas de la manera más concreta posible, para tener ya la mitad del recorrido cumplido.

¿Qué es un proyecto?

Un  proyecto puede definirse como un plan, el camino que recorrerás para llegar a un objetivo. Suena bastante claro, pero no siempre se tiene en cuenta las importantes palabras detrás de esa definición. El proyecto es un “plan”, un conjunto de acciones por cumplir. Una vez más: ningún proyecto, aunque esté formulado con precisión, será valioso si no tiene antes un objetivo bien definido. Para ello, primero lee las bases que explicamos en nuestra nota "Cómo plantear un objetivo".

Partes de un proyecto. Guía para hacer un proyecto. Contenido de un proyecto. Ejemplo de cómo formular un proyecto. Guía para elaborar proyectos

© Depositphotos.com/andresr

Imagen 1. Todas las personas involucradas en el proyecto necesitan conocer sus detalles. Tener una versión impresa, prolija y bien definida será fundamental.

10 preguntas para elaborar un proyecto

Para plantear un proyecto con eficiencia, y una vez determinado el objetivo central, toma papel y lápiz y responde a estas 10 simples preguntas. Procura hacerlo de la manera más concreta posible, siempre en afirmaciones positivas y realistas:

1. ¿Qué quieres lograr?: Define el objetivo central, la meta por alcanzar, siguiendo los consejos del artículo recomendado antes.

2. ¿Por qué quieres lograrlo?: Toma nota, en frases cortas y puntuales, cuáles son las motivaciones que te ponen en movimiento para cumplir este proyecto.

3. ¿Para qué quieres lograrlo?: Aunque parezca similar al punto anterior, “por qué” y “para qué” no son precisamente lo mismo. Saber para qué incluye la manera en la que cumplir esa meta impactará, de manera constructiva y positiva, al ámbito de tu vida en el que apliques el proyecto.

4. ¿Cuánto puede extenderse el proyecto?: Es un tanto difícil de definir, pero puedes plantear cuáles son los límites mínimo y máximo en lo que respecta a la evaluación de cada acción específica, meta y sub-meta del proyecto.

5. ¿Dónde lo cumplirás?: Anota el ámbito de tu vida, la ubicación física, los detalles del dónde se llevará a cabo.

6. ¿Cómo se realizará?: Aquí incluirás todas las tareas, acciones y sub-metas que debes lograr para cumplir la meta final.

7. ¿Cuándo se realizará?: Al igual que en el objetivo, el proyecto necesita contar con un marco temporal: cuándo comienza, cuándo debe finalizar, cuándo se ha de cumplir cada sub-objetivo, etc.

8. ¿A quienes incluye el proyecto?: Apunta todas las personas (o sectores de la empresa) sobre las que el proyecto impactará, de cualquier manera. En caso de proyectos de tipo artístico o creativo, toma nota de quién es el público objetivo.

9. ¿Quiénes participan del proyecto?: Similar al punto anterior, esta pregunta necesita definir a todas las personas o sectores que tienen una participación – por ejemplo: personal a contratar, asesores a quienes solicitar información, etc. –

10. ¿Con qué se realizará el proyecto?: Toma nota de los recursos materiales y financieros necesarios para cumplir con cada acción, incluyendo sumas de dinero, herramientas, materiales de oficina, ¡lo que sea necesario!

Cómo formular un proyecto

Conociendo las respuestas a todas esas preguntas, podrás elaborar un proyecto y redactarlo de un modo preciso y puntual. Hazlo por escrito o impreso, dándole el prestigio que merece, y conservando la copia de papel para consultas y definición de avances:

Título: Incluye la palabra clave del objetivo, el título debe ser claro e integral.

Descripción: Incluye la explicación del proyecto, la definición del objetivo, un detalle para que cualquier persona que lo lea sepa precisamente de qué se trata.

Fundamentación y Finalidad: Por qué y para qué se realiza, en detalle.

Objetivos: Apunta el objetivo central (qué esperas lograr), y los secundarios que se involucran.

Destinatarios: Establece tu público objetivo, ya sean personas o sectores.

Recursos y Detalles: Define dónde se ejecutarán las acciones (lugares, departamentos, online y offline), y qué se necesita para llevarlas a cabo (herramientas, materiales, dinero, personal - lo que ya se tenga y se deba utilizar, y lo que se debe comprar o contratar, el presupuesto dividido por cada acción específica, etc).

Tiempos: Determina claramente cuándo se inicia y cada acción específica, cuándo han de terminar, y cuál es el plazo máximo para cada una y para el proyecto en general.

Finalmente, establece un sistema de medición que te permita analizar el avance del proyecto en general, y también de cada acción específica y sub meta elegidas. Recuerda que tener todo apuntado y correctamente presentado en una carpeta o en un tablero bien visible te ayudará a mantenerte al tanto de lo realizado, de lo que hay por realizar, y de cada acción específica, pudiendo así hacer ajustes, correcciones o cambios cuando fuera necesario. Así, sabrás cómo plantear un proyecto completo, alcanzable, medible, ¡y exitoso!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Elaborar un Proyecto, te sugerimos que visites nuestra sección Tareas y técnicas de trabajo.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social