El Reto de 21 Días sin Quejas

Si quieres convertirte en una persona positiva y ver el lado feliz de tus días, pon en práctica el reto del brazalete morado. ¡Te sorprenderá su efectividad!

Cómo hacer el reto de los 21 días sin quejas. Cómo hacer el reto del brazalete morado. Cómo dejar de quejarse con el reto del brazalete

El Reto de 21 Días sin Quejas

Reto para no Quejarse

Internet populariza en segundos las técnicas más diversas para encontrar la felicidad, y el reto de 21 días sin quejas es un claro ejemplo de ello. Esta costumbre ha ganado seguidores en el mundo entero y en poco tiempo, pues es simple, es eficiente, y te ayudará a convertirte en una persona mucho más alegre y positiva. ¿Quieres saber cómo se hace y cómo funciona?

¿En qué consiste el reto de los 21 días sin quejas?

Se trata de lucir un brazalete morado durante 21 días consecutivos, que es el tiempo en el que los estudios dictaminan que podemos convertir una acción consciente en un hábito que nos resulte natural. Durante este tiempo tienes prohibido quejarte, ser negativo o dejar que el mal humor te invada.

Este es un desafío que tú debes proponerte y obligarte a cumplir. Si notas que una queja viene en camino, sólo mira tu brazalete y recuerda que siempre que lo tengas allí en la muñeca, no puedes rezongar, ni entrar en malos humores, ni encontrarle el lado negativo a las cosas, sino todo lo contrario. Son sólo 21 días y, cuando se cumplan, verás que el no quejarte ha pasado a ser parte de tu vida cotidiana. Además, puedes prolongar el desafío durante tanto tiempo como quieras: cuanto más días “te obligues” a no quejarte y a ver el lado positivo a todo, más arraigado estará este nuevo comportamiento en tu mente.

Cómo hacer el reto de los 21 días sin quejas. Cómo hacer el reto del brazalete morado. Cómo dejar de quejarse con el reto del brazalete
Este reto para no quejarte te convertirá en una persona más alegre y positiva, incorporando el saludable hábito de evitar lo negativo.

"Para este reto debes lucir un brazalete morado durante 21 días consecutivos. En ese tiempo tienes prohibido quejarte, ser negativo o dejar que el mal humor te invada."

Accesorios y colores

Esta práctica también es conocida como "El reto del brazalete morado", cuyo color es el de la transmutación y tiene connotaciones positivas en lo que respecta a cómo nos sentimos cuando vemos este tono. Pero lo cierto es que puedes hacerlo con cualquier otro color, y hasta podrías no usar una pulsera o brazalete, sino un pendiente, un par de aretes, un anillo, una pañoleta, una bufanda, un reloj de pulsera o cualquier otro accesorio.

Sólo procura elegir algo que no se integre del todo a tu estilo, casi que te resulte extraño lucirlo en los primeros días. Debes notar que lo llevas puesto, sin que te desagrade pero sí que resulte llamativo. Asegúrate de que sea algo que puedas cambiar de sitio (ya verás el por qué), pues usar una cinta asida con nudos haría muy difícil la tarea y sería casi contraproducente con el objetivo de este desafío.

Reto de 21 días sin quejarte. El reto de cero quejas. Elimina las quejas con este reto.

El reto puede hacerse con un brazalete, un reloj, un anillo o cualquier otro accesorio. Pero debes notar que lo llevas puesto.

© Depositphotos.com/gorbelabda

"Son sólo 21 días y, cuando se cumplan, verás que el no quejarte ha pasado a ser parte de tu vida cotidiana."

Cómo hacer el reto para dejar las quejas

Como explicamos, se trata de lucir un brazalete morado en una de tus muñecas durante 21 días, en los cuales no podremos rezongar ni quejarnos de nada. Pero supongamos que te pusiste el brazalete en la muñeca derecha, y que ya vas por el día 5 sin quejas, pero justo entonces sucede algo y el mal humor te gana. Entraste en un marco emocional negativo, te quejaste, refunfuñaste, rezongaste y le viste el lado negativo a algo… entonces, sólo debes cambiar el brazalete a la muñeca izquierda, y comenzar el conteo desde cero.

En los primeros días de iniciar este reto es normal que cambies de brazo varias veces por día. Luego, comenzarás a hacerlo una vez por día, y después cada pocos días. Cuanto más tiempo lo practiques y te lo propongas, menos te quejarás, y menos tendrás que cambiar el accesorio de lugar.

Incluso supongamos que ahora vas por el día 19 sin quejas, pero al día 20 vuelve a sucederte: entonces vuelve el brazalete a la otra muñeca, y comienza una vez más a contar los días desde el principio. Hazlo hasta que tomes la sana costumbre de no quejarte durante 21 días consecutivos (o más), y verás que lograrás incorporar esta mentalidad alegre, libre y positiva en tu vida.