Consejos para distribuir los Cuadros en una Habitación

Consejos para distribuir los cuadros en una pared

Los cuadros, pinturas, fotografías y elementos enmarcados son los objetos decorativos que predominan en lo que respecta a vestir las paredes de nuestros hogares, y su correcta disposición es la clave definitiva para hacerlos lucir con estilo, elegancia, originalidad y belleza. Atrás han quedado los días de distribuir los cuadros alineados perfectamente, y hoy se imponen los diseños de cuelgue llamativos e innovadores.

Los cuadros hoy pueden ser utilizados para complementar o modificar los ambientes. Tal y como hacemos con el papel tapiz y con las técnicas de pintura, la disposición de los cuadros puede "levantar" un cielorraso bajo, alargar el ambiente, o hacer más íntima una gran habitación, si es que elegimos para cada elemento una ubicación correcta y adecuada. Y además de la ubicación, claro, se debe mantener un criterio de selección, ya que cada obra (ya sea una pintura, una fotografía, o el cuadro que usemos para decorar) tendrá un efecto especial en cada estilo decorativo de cada habitación del hogar.

Por ello, para distribuir los cuadros de la mejor manera, en primer lugar definiremos el estilo de la habitación (de cada una), analizando también los colores y formas reinantes, para seleccionar los cuadros más adecuados según el diseño, estilo y toque personal que queramos dar o conservar. Muchos prefieren mantener una selección clásica (por ejemplo: fotos con fotos, pinturas con pinturas, y divididas por formas, tema, estilo y materiales), mientras que otros, en hogares más chic o eclécticos, gustan de mezclar pinturas con fotos y elementos. Esto dependerá de tu gusto y de tu propio toque personal.

Luego definiremos la cantidad y ubicación, siguiendo algunos trucos interesantes. Por ejemplo, si la habitación es pequeña, debemos colocar la cantidad mínima posible de cuadros, y en tamaños medianos a pequeños. Si se trata de una habitación alargada, debemos distribuir cuadros de diversos tamaños, en ubicaciones disparejas (no lineal), para dar la sensación de menor longitud. Si, en cambio, la habitación es larga y angosta, pondremos cuadros en orden lineal en la pared angosta.

La decoración general también es importante para elegir los cuadros y sus marcos. Por ejemplo, si la habitación es rústica, hay mucha madera en ella, lo más adecuado será elegir lienzos (pinturas) sin marco, o fotografías y objetos "enmarcados" entre vidrios, sin marcos visibles. En cambio, si el estilo decorativo es minimalista, los cuadros de varillas monocromáticas son ideales.

En habitaciones más chic podemos jugar con una infinidad de opciones de marcos y estilos. La regla de oro es que los marcos combinen con los muebles de la habitación o, en su defecto, que sean más claros, y nunca más oscuros.

Prestándole atención a estos tips lograremos una decoración del ambiente distinta, según nuestro gusto, y con solo seleccionar y distribuir los cuadros.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo distribuir los Cuadros de una Habitación, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?
15 valoraciones.
El 73% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social