Dieta de la Avena

La dieta de la avena es una de las más deliciosas y saludables que puedes encontrar; te ayudará a agilizar la mente y estabilizar el cuerpo.

Dieta de la Avena

Dieta de la Avena

Beneficios de comer avena

La dieta de la avena, cuya estrella protagonista es la denominada "reina de los cereales", es de corta duración y tiene sólo beneficios para convidarte. A modo de resumen, podemos decirte que es un cereal con un enorme aporte de vitaminas, proteínas, hidratos de carbono saludables, minerales y oligoelementos beneficiosos para tu cuerpo y mente.

Al consumir avena, se alcanza un nivel de saciedad de larga duración; nos ayuda a bajar de peso puesto que llegamos a las comidas con menos hambre y antojos. También ayuda a mantener el nivel de glucosa en sangre en valores adecuados, para tener energías suficientes y evitando los picos de azúcar en sangre.

A nivel orgánico, la avena suaviza la mucosa gástrica y colabora en un mejor tránsito intestinal, gracias a sus contenidos de fibras. También es un diurético natural que ayuda a la eliminación de toxinas y a evitar la retención de líquidos, además de un aliado fundamental en el fortalecimiento y cuidado del corazón, haciéndonos más resistentes a la hipertensión, a la arterioesclerosis y hasta a los infartos.

Dieta de la Avena
Dieta de la Avena

"Al consumir avena, se alcanza un nivel de saciedad de larga duración; nos ayuda a bajar de peso puesto que llegamos a las comidas con menos hambre y antojos."

Cómo hacer la dieta de la avena

Como la dieta de la avena propicia una baja de peso considerable, no se recomienda realizar por más de 5 días, y luego dejar al menos un mes para que el cuerpo se acomode (recuerda que bajarás de peso luego de la dieta, y no sólo durante ella).

Pasado un mes puedes repetirla, y luego dejar dos meses libres, luego tres, y así. Llegarás a la temporada de trajes de baño con el cuerpo en forma y bien saludable.

Esta dieta es ideal para limpiar el cuerpo y eliminar esos kilitos de más. Si quieres tú también recibir todos estos beneficios, te proponemos dos modelos de dieta de la avena, con un menú para que analices y acomodes a tu gusto, siempre con la recomendación y tutela de tu médico o nutricionista:

Dieta de la avena 1: para los 5 días

Desayuno: Un tazón de frutas con manzana, ciruela pasa, canela en polvo y dos cucharadas de avena por cada base de leche desnatada que consumas (esta porción es la básica). Lo mejor es dejar la avena en remojo o escaldarlo en agua hirviendo antes de mezclar, para favorecer su mejor digestión.

Almuerzo: Puedes hacer un acompañamiento de avena y zanahorias en crema, para complementar una pieza de pollo a la parrilla, un bife de carne magra o un salteado de vegetales. Otras opciones son ensaladas de lentejas frías, de arroz y mayonesa baja en calorías, una crema de espinacas o vegetales con avena escaldada, o una sopa de avena en caldo de aves.

Merienda: Prepara una compota de manzana al horno con dos cucharadas de avena, o bien un yogur desnatado con cereales de avena secos.

Cena: Vegetales grillados o al horno, con lácteos y tostadas de pan de avena, o bien una deliciosa sopa cremosa de avena en caldo.

Dieta de la avena 2: día por día

Se recomienda comenzar el día, el almuerzo y la cena con un tazón de 3 cucharadas de avena escaldada en leche o yogur descremado, con fresas, banana o manzana integrada o separada. También puedes complementar con una taza de café o de té.

Desayuno: En cada uno de los 5 días, comienza con el desayuno, y come una pieza de fruta fresca o una taza de caldo de verduras bajo en calorías a media mañana.

"La dieta de la avena propicia una baja de peso considerable, por lo que no se recomienda realizarla por más de 5 días, y luego dejar al menos un mes de descanso."

Almuerzo: Luego del tazón de avena y leche o yogur, prefiere las ensaladas mixtas, con pollo grillado, queso y jamón cortado en cubos, y vegetales de hojas verdes, tomates, espárragos, cebollas, brécol y apios. Para el postre, una pieza de fruta al horno, queso fresco bajo en calorías, o frutas en compota.

Merienda: Un pote de yogur desnatado, un café con pan integral tostado (si es pan de avena, mejor) o un zumo de frutas frescas.

Cena: Luego del tazón de avena, puedes comer una pieza de carne a la plancha, magra, banca o roja, y una ensalada mixta de zanahorias, tomates y otros vegetales simples. Puedes reemplazar por sopa cremosa de avena o simplemente duplicar la porción del tazón de leche o yogur. Para el postre, nuevamente una pieza de fruta fresca, gelatina baja en calorías, un yogur cremoso o una fruta en compota.

Recuerda no hacer esta dieta de la avena por más de 5 días. Verás que con el tiempo lograrás esa figura que tanto deseas.