Cómo decorar objetos con negativos

Co n la llegada de las cámaras digitales, los rollos de fotos y negativos ya revelados parecieran haber quedado sin uso. Aunque aún hay tiendas de fotografía e imagen que los procesan para obtener copias en papel, lo cierto es que los negativos, en la mayoría de las ocasiones, terminan por extraviarse o por deteriorarse. Por fortuna, hay muchas ideas que podemos implementar. Con viejos rollos de negativos, podremos decorar objetos especiales que recuerden, de algún modo, nuestras épocas pasadas y recuerdos.

Los negativos ya procesados son muy resistentes, y pueden ser trabajados con gran facilidad. Sólo será necesario evitar tocarlos con las yemas de nuestros dedos en su frente y dorso, ya que esto provocaría marcas y manchas de nuestras huellas digitales. Por ello, los tomaremos por sus bordes perforados o por sus cantos, trabajándolos con cuidado.

Imagen 1.

Ya que se trata de materiales parecidos al acrílico o al acetato, podemos pegarlos con pegamento universal. De preferencia, elegiremos pegamentos incoloros, para obtener trabajos más prolijos. También podemos unir las piezas de rollos y negativos con grampas y ganchos metálicos, según el aspecto que queramos darle a la pieza.

Tratándose de elementos translúcidos, los negativos son ideales para crear o complementar elementos de iluminación. Recuerda que son sensibles a la alta temperatura, por lo que debes procurar alejarlos de la llama de la vela o de focos que emitan demasiado calor.

Por ejemplo, se puede adquirir o reutilizar una estructura metálica de una pantalla de velador. Uniendo los negativos uno tras otro, hasta alcanzar un tamaño suficiente como para rodear la estructura de la pantalla, crearemos un cobertor para el velador o una pantalla por demás original, que permitirá apreciar las viejas fotografías con sencillez.

Otro elemento atractivo que podemos crear con viejos negativos es una cortina que frene el ingreso de los rayos solares, por ejemplo, en puertas o ventanas con vidrios. Ya que debemos procurar no tocarlos, los colocaremos en sitios de poco uso. Así, uniremos los negativos uno tras otro, y uno sobre otro, con pegamento, con tanza, con ganchos o con lo que prefiramos, hasta obtener una pieza del tamaño necesario como para cubrir el vidrio en cuestión, sin excedernos en su tamaño.

Luego, podemos rociarlo con barniz en aerosol transparente para protegerlo, y ya tendremos lista nuestra cortina para frenar el ingreso de la excesiva luz solar.

Por último, podemos utilizar negativos para forrar elementos, como cajas de recuerdos, álbumes de fotos y otros. Sólo procura colocarlos y protegerlos con papel autoadhesivo transparente por arriba, a modo de forro, para evitar que sufran percances y deterioros con el tiempo. También asegúrate que la base sobre la que los colocas sea blanca, para poder apreciar las imágenes contenidas en ellos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Gracias por leer Cómo decorar objetos con negativos, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
20 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social