Decoraciones navideñas de bajo costo

Consejos para decorar tu casa en Navidad

By Catherine Ryan for Life & Beauty Weekly

Llegó la temporada de decorar la casa con coronas navideñas... y luces de colores, santas inflables, oropel y toneladas de otros adornos más.

En estos tiempos en los que tenemos que cuidar el dinero, la decoración realmente pesa sobre el presupuesto. Por fortuna, existen alternativas para evitar quedar en la ruina a causa del decorado... y no es necesario convertirse en un Scrooge para lograrlo. La clave está en cambiar tus expectativas y reducir gastos.

“No necesitas tener una casa en colores perfectamente coordinados para pasar una Navidad especial; además, recuperarás el verdadero espíritu de la fiesta al reconsiderar tus gastos”, nos dice Tracey McBride, autora de Frugal Luxuries by the Seasons. “Además, cuando simplificas tus decoraciones, te sientes menos estresada y abrumada”. Este año, sigue los consejos de McBride para que tu casa se vea alegre y navideña, y dentro del presupuesto.

Decoraciones navideñas de bajo costo

Haz que la familia participe
Pregúntale a tu esposo y a tus hijos cuáles son las decoraciones que más les gustan en esta temporada. Descubrirás lo que realmente importa (galletas, un árbol espectacular) y lo que no (regalos perfectamente envueltos). “A los niños les gusta cuando les preguntan y respetan sus opiniones”, asegura McBride. Además, “hacerlos participar los preparará para el hecho de que el decorado será más sencillo este año”.

Utiliza lo que ya tienes
En lugar de comprar adornos navideños que se pasarán 11 meses al año en el clóset, encuentra usos alternativos para los que ya tienes. Una cobija vieja puede cubrir de manera encantadora la base del árbol; las sábanas y camisas viejas pueden hacerse tiras y atarse en moños rústicos; puedes poner un mini-arbolito en una urna del jardín, y poner los regalos en canastas, en lugar de envolverlos. Piensa con creatividad. “Si de todos modos vas a envolver los regalos, por qué no usarlos también como decoración?”, sugiere McBride.

Decora con comida
Haz un centro de mesa con un frutero de cristal y los vibrantes productos de la temporada: manzanas, granadas, calabazas y naranjas. Incluye unos cuantos adornos o algunas flores para darle más vista. “Cuando ya no necesites la decoración, te la puedes comer. Así, no desperdiciarás nada”, dice McBride.

Compra con inteligencia
Visita las tiendas de un dólar y súrtete de velas baratas (las blancas se ven elegantes y siempre puedes usarlas el resto del año), servilletas decorativas (puedes engraparlas en las cintas y hacer banderines como de nieve) y cintas. En las ventas de garage y las tiendas de cosas usadas también puedes encontrar grandes ofertas. “Haz una lista antes de salir, de modo que no compres cosas que no necesites”, advierte McBride. “Gastar un solo dólar de más es un desperdicio”.

Deja que te inspire la naturaleza
La madre naturaleza es la mejor decoradora, de modo que usa lo que te ofrece para crear una atmósfera invernal y acogedora. Pon ramas de hojas perennes, acebo y hierbas aromáticas, como el romero en una jarra vieja, con agua. Forma una pirámide de piñas de pino en un platón de porcelana de la abuela y cuelga mini ramitos de hojas verdes en los marcos de las puertas. Después de las fiestas, ¡usa el follaje para hacer compost!

Decora las fotos de la familia
Las fiestas son para la familia, así que honra esa tradición haciendo que sus fotos formen parte del decorado. Adorna los marcos con cinta (sobre todo en las esquinas, para no cubrir la imagen) o con ramitas de pino. Imprime fotos de Navidades pasadas y cuélgalas del árbol o ponlas en una cinta para hacer una corona de fotos.

Limita las luces
Poner series de luces por toda tu casa puede hacer que la cuenta de la luz suba en cientos de dólares, así que este año, usa menos. Adorna con luces algunas de las ventanas que dan a la calle y apágalas antes de irte a dormir, para ahorrar energía y ayudar tanto al medio ambiente como a tu cartera. McBride recomienda invertir en luces de LED, que usan un tercio menos de electricidad y no se queman tan rápido como las luces convencionales.

Ahora que ya no estás estresándote por todo el tiempo, dinero y energía que requiere la decoración, ¡podrás concentrarte en lo que realmente importa esta Navidad!

Catherine Ryan es una escritora y editora independiente que escribe sobre salud, nutrición, belleza y vida ecológica para revistas como Self, Ode y Parents. Ya ha escrito antes para Life & Beauty Weekly.

Si deseas leer más artículos similares a Decoraciones navideñas de bajo costo, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social