Cómo convencer a tu hijo de no dejar la escuela

¿Qué hacer si tu hijo quiere dejar la escuela?

Si tienes hijos, sabrás de la importancia que tiene la escuela en su desarrollo personal, y lo difícil que resulta en ocasiones inculcarles unos buenos hábitos de estudio que les llevarán más lejos, especialmente durante su adolescencia. Porque seamos claros, hoy en día una carrera universitaria o una formación superior no asegura el éxito por sí sola, pero sí que da más probabilidades de encontrarlo, dejando que la suerte no influya tanto en su camino.

¿A qué edad abandonan los estudios?

En los estudios, la edad más peligrosa y cuando más estudiantes se plantean abandonar la escuela es en torno a los 16 años, edad en la que ya no se obliga a acceder al instituto y se puede empezar a trabajar legalmente. Pero cuidado, que entre los 13 y los 15 años tus hijos ya empezarán a notar el cambio en sus hormonas característico de la adolescencia, comenzarán a cuestionarse la importancia de los estudios (mirando erróneamente a gente que sin ellos ha alcanzado gran éxito y que son la excepción), y sentirán que no sirve de nada aprobar un examen.

Señales de que tu hijo quiere dejar la escuela

El síntoma más característico de que tu hijo puede abandonar los estudios es el de demostrar un pasotismo total: no hacer los deberes, trabajos inacabados, no estudiar para ningún examen, no llevarse los libros al colegio, faltar a clase sin justificación, etc. Cuando estos síntomas se empiecen a mostrar, hay que prestar mucha atención y tener cuidado.

Tu hijo también puede hablar libremente acerca de abandonar sus estudios. Si le has pillado buscando algún empleo o comentando esa posibilidad, estate atento porque algo está fallando.

Por último, las amistades también pueden revelar un cambio en su actitud, es probable que tu hijo ande con malas compañías o bien otros estudiantes que han abandonado sus estudios o piensan hacerlo.

Motivos para no abandonar los estudios

La estrategia para convencer a tu hijo de no dejar la escuela debe atacar varios frentes. Por empezar, no le compares con sus semejantes (te dirá que en su colegio nadie estudia), pero sí con otras personas que han logrado el éxito; házle entender que mejorando sus notas accederá a una formación superior y a la larga se verá compensado.

Incúlcale el hábito de la lectura, promueve que aprenda un nuevo idioma, enséñale estadísticas de la estrecha relación desempleo/personas sin estudios primarios, hazle ver que cuanto más estudie más abanicos laborales se le abrirán.

Apóyale por todos los medios, si tú mismo abandonaste sus estudios cuando no era hora, hazle ver lo mucho que te arrepientes de ello. Háblale claro y responsabilízale de sus acciones; si ya tiene 16 años, él será libre de elegir, de acuerdo, pero que después no venga llorando.
Estas palabras pueden sonar duras, pero en un adolescente de 15 o 16 años que aún no sabe lo que es trabajar, son muy necesarias. De cualquier forma, aunque a los 16 años empiece a trabajar y abandone el instituto, es fácil que se lleve un buen revés, bien porque no encuentra empleo, o porque sí lo ha hecho y ha visto su dureza.

Por último, ten en cuenta que una buena manera de evitar esto es manteniendo siempre la esperanza y fomentando la formación académica entre tus hijos, tengan la edad que tengan.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo convencer a tu hijo de no dejar la escuela, te sugerimos que visites nuestra sección Enseñanza y aprendizaje.

Esta nota te fue útil?
28 valoraciones.
El 68% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social