Cómo conservar las Frutas y Verduras

Consejos para conservar frutas y verduras

Las frutas y verduras tienen sus propios detalles en lo que respecta a su conservación, desde la compra hasta el momento del consumo o la cocción.

Cómo conservar las frutas

Las frutas se conservan bien en espacios abiertos, siempre y cuando sea por algunos pocos días. Es mejor comprar menos cantidad de fruta más seguido, para evitar que se arruinen antes de haber podido consumirlas.

En la mesa lucirán muy bien sobre una frutera bien amplia, allí se pueden colocar las frutas lavadas y bien secas. Ademas, puedes protegerlas con capas de tul o enrejados, evitando que los insectos voladores se posen sobre ellas.

Las manzanas son, de entre las frutas de consumo habitual, las que presentan mayores dificultades para conservarlas. Para evitar que se pongan feas antes de tiempo, luego de lavarlas y secarlas bien, frotarlas suavemente con un paño embebido en un poco de aceite de oliva, o colócalas en la frutera junto con algunos tapones de corcho. Esto evitará que se afeen, y además les dará un aspecto casi decorativo.

Cómo conservar las verduras

Las verduras y vegetales tienen también sus secretos. Las papas, batatas, cebollas, zanahorias y ajos se conservan mejor en un recinto ventilado, sin necesidad de llevarlas a la heladera para evitar que la humedad las afecte. Puedes colocar un cajoncito plástico o una "frutera" para dejarlas allí, protegiéndolas con tul o una tela (tejida o metálica) que permita la ventilación.

Un truco para conservar las verduras es mantenerlas separadas entre sí, especialmente las papas y las cebollas, ya que suelen afectar unas sobre otras. Puedes separarlas con planchitas de cartón, o polipropileno.

Los vegetales de hojas sí necesitan ser conservados en la heladera, de preferencia en el estante o cajón designado para ellas, ya que allí tendrán la temperatura y humedad óptimas según el modelo de heladera que tengas.

Si quieres conservar la verdura congelada, para aprovechar la de estación en otras épocas, debes lavarla y secarla adecuadamente, troceándola o no, y luego blanquearlas en agua hirviendo por dos o tres minutos. Luego, la dejas enfriar y las colocas en bolsas de cierre hermético, para que se conserven en óptimas condiciones.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo conservar las Frutas y Verduras, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

58 valoraciones. El 78% dice que es útil.