Pequeños ahorros en el mantenimiento del hogar

Ahorrar desde la limpieza del hogar

Mantener los elementos en condiciones es, también, un modo de ahorrar. Y es que puede que no notemos grandes cambios en, por ejemplo, aprender a lavar la vajilla con mejores resultados, pero sí se trata de un gasto menos. Es decir: lavar los trastos de manera eficiente nos permite conservarlos por más tiempo y, con ello, ahorraremos en la compra de otros nuevos.

Las ollas, sartenes y cacerolas han de ser limpiadas por dentro sin elementos abrasivos, evitando así que las comidas se peguen; se deben limpiar por fuera para evitar su deterioro y, principalmente, por debajo, permitiendo así la correcta distribución del calor, lo que disminuye el tiempo de cocción y, con ello, el gasto de recursos.

Los elementos de limpieza, como trapos, mopas y demás, se limpian en un balde y no en el lavarropas. Luego, déjalos secar al sol. De este modo, evitarás que las pelusas se acumulen en el interior y en el filtro del lavarropas, permitiendo así su mejor funcionamiento, y tus elementos de limpieza quedarán higienizados, minimizando la necesidad de utilizar más productos de limpieza y mejorando la higiene de tu hogar. Otra gran manera de ahorrar a largo plazo, con un simple cambio en una acción diaria.

Otros elementos relativos a la limpieza, como los cubos y botes de basura, se deben limpiar con agua caliente y vinagre blanco de alcohol, para evitar la proliferación de bacterias, hongos, virus y mohos, mejorando al mismo tiempo la salud general de tu hogar.

Limpieza general para ahorrar

La limpieza del hogar, en general, debe realizarse a diario superficialmente, una vez por semana en mayor profundidad, y una vez en cada cambio de estación en una limpieza exhaustiva. Esto permitirá mantener superficies y elementos libres de la acumulación de suciedades por más tiempo y en mejores condiciones.

Lograr un hogar limpio, libre de polvillos y bien ventilado, impedirá que las suciedades se asienten en los motores e interiores de electrodomésticos, incluyendo reproductores de discos (música, películas, DVD y demás), televisor, aire acondicionado y todo tipo de artefactos. Así, el artefacto durará por más tiempo y mejorará su funcionamiento. ¡Y vaya si esto es un ahorro ideal!

Recuerda reemplazar los productos de limpieza comerciales por productos naturales, como el vinagre blanco de alcohol, el bicarbonato de sodio, el limón y otros.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para ahorrar al momento de limpiar el hogar, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social