Cómo comprar una caseta para el perro

Cómo elegir la caseta del perro

Al comprar una caseta, cucha o canil para tu perro, no siempre lo hacemos con el mayor conocimiento. No obstante, una caseta debe estar aislada, bien orientada y correctamente construida para que la mascota la acepte de buen grado y no tenga miedo a entrar, o se quede ladrando todo el día fuera de ella. Veamos varios consejos para adquirir la mejor caseta para nuestro perro.

Materiales para el canil del perro

Los materiales de la caseta de tu perro deben ser capaces de aislar tanto el frío en invierno como el calor del verano, así como mantener la sequedad. Los materiales más utilizados suelen ser el plástico y la madera, y en el mercado puedes encontrar varios modelos de tamaños distintos a escoger según el espacio que necesite tu perro.

Aunque las casetas de plástico son mucho más baratas y menos pesadas que las de madera, también se recalientan mucho más con altas temperaturas, siendo aconsejables sólo durante las estaciones frías o templadas. En cambio, las construcciones de madera protegen mejor a tu perro en las épocas más calurosas.

Por otro lado, es interesante acoplar una base de hormigón en el suelo donde se va a colocar la caseta, de esta forma el animal se aísla de la tierra o el césped del suelo. También es conveniente colocar una colchoneta o esterilla sobre el hormigón para mayor comodidad de la mascota al descansar.

¿Dónde colocar la caseta del perro?

Conviene situar la entrada de la construcción en una posición que evite el ingreso de los vientos fríos durante el invierno. Al margen de esto, también debería colocarse en el lugar preferido del perro, es decir, el espacio del patio o jardín donde más tiempo pasa jugando y descansando.

La caseta en sí debe ser suficientemente grande como para albergar al perro con comodidad, pero sin exagerar: construcciones muy grandes aíslan menos del frío del invierno.

Pese a que estas casetas están pensadas, de algún modo, para mantener al animal más alejado del hogar familiar, es conveniente que como dueño le prestes atención y le dejes acceder dentro de casa con frecuencia, para evitar que se sienta apartado de la unidad familiar.

Limpieza del canil

Una manguera de agua y un poco de amoniaco para desinfectar es todo lo necesario para limpiar a fondo la caseta del perro y eliminar parásitos varios que se acumulen dentro y fuera de ella. La colchoneta donde descansa el perro puede ser lavada con lejía neutra de forma frecuente.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo comprar una caseta para el perro, te sugerimos que visites nuestra sección Mascotas.

Esta nota te fue útil?
7 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social