Cómo Reducir el Uso de Tecnologías en tu Vida

Reduciendo el uso de la Tecnología en nuestra Vida

Abrimos los ojos por la mañana y encendemos el televisor para conocer las noticias y el estado del tiempo. Nos aseamos, vamos a la cocina y encendemos el computador, para revisar correos, mensajes y más novedades. Encendemos el móvil y lo conectamos a Internet, nos subimos al coche y activamos el sistema de GPS para ir al trabajo y, al llegar, nos instalamos frente al ordenador. Al regresar a casa seguimos al tanto del ordenador, del móvil, y de una cantidad cada vez más grande de medios digitales que, en lugar de facilitar nuestra vida, está comenzando a imponerse en ella sin que lo notemos.

Si tú también te preocupas sobre tus relaciones sociales en un mundo digital, aquí te damos algunos consejos para reducir el uso de la tecnología en tu vida.

Pros y contras del mundo digital para la vida social

La era digital tiene numerosos avances. Hoy podemos comunicarnos con personas de cualquier rincón del mundo, al instante. Las transacciones financieras y bancarias, la ejecución de trámites, los procesos laborales y hasta las conductas sociales gozan de esta inmediatez. Podemos estar al tanto de las noticias ni bien han sucedido, y nada parece ser lo suficientemente rápido cuando nos sumergimos en esta vida digitalizada.

Sin embargo, lejos de ser una ayuda, el abuso de las tecnologías puede alterar tu vida social. Hay numerosas fobias nuevas y conductas que alienan a la población entre sí, en lugar de fomentar su encuentro. Hoy es común conocer gente y hacer amistades que parecen esenciales, sin jamás haberse visto a la cara o conocer su voz. Con tal de comunicarse y estar al tanto de todo, las personas se sumergen en sus móviles y en sus ordenadores; y en lugar de compartir una charla, es habitual ver grupos de personas sentadas en torno a la misma mesa, pero cada uno leyendo, escribiendo o dialogando en sus teléfonos celulares.

La vida social en el mundo digital: Más contacto, menos comunicación

Con tanta facilidad para la inmediatez en las comunicaciones, lentamente estamos eliminando la vida social. Ni bien algo nos sucede lo comunicamos al mundo vía Twitter, Facebook, redes sociales en general, correo electrónico, SMS, MMS, chats y todo en simultáneo. Ya no esperamos salir del cine para comentar la película: vamos describiendo nuestro gusto desde la butaca y a oscuras.

¿Qué produce esto? Que al llegar el momento de una charla cara a cara, no tengamos material. Ya no hay nada por contar que la otra persona no haya leído siguiendo nuestra cuenta de Twitter. Y el problema empeora entre los más jóvenes, pues no sólo carecen de temas de conversación sino que, debido a la inclusión de la era digital en sus vidas desde temprana edad, van perdiendo las habilidades comunicativas. No conocen la mecánica de entablar una charla, de presentarse ante una persona sin presionar un botón en pantalla, no logran comunicar sus emociones sin imaginar emoticones.

Cómo recuperar la vida social y real

Es necesario salir de este marco mental de la inmediatez. Si estamos al aire libre, presenciando la más majestuosa puesta del sol, debemos evitar pensar en cómo la comunicaremos. Olvídate de tomar fotos y filmar: conserva estos recuerdos en tu mente, y procura no comentarlos con nadie. Debe ser algo tuyo, y de nadie más, como un regalo que la misma Naturaleza te está dando sólo a ti.

No te sugerimos dejar de lado el móvil y el ordenador, en absoluto, sino minimizar la importancia que la tecnología tiene sobre tu vida. Los medios digitales deben estar en función a tus necesidades, y no lo contrario. Ello significa que Facebook no cerrará su puerta si dejas de subir una foto por hora, ni Twitter dejará de funcionar si no comentas qué te pareció la comida. Es necesario comenzar a practicar ejercicios que minimicen hasta eliminar esta necesidad de comentar todo lo que pasa por tu mente, o al menos de aprender a hacerlo en un diálogo directo, cara a cara.

La tecnología debe mejorar y fomentar nuestra vida social y la capacidad de comunicación, siempre y cuando nos den más herramientas para mejorar nuestra mecánica de vinculación social en vivo y en directo, y no sólo mediante una pantalla en la que cualquier persona puede confundir la vida, imaginar cosas, y resguardarse en realidades alternas.

Sal a caminar, habla con la gente del supermercado, dialoga con el cartero sobre el clima, lee un libro que haya leído algún amigo y luego reúnanse a beber café y comentarlo. Practica el diálogo: es fundamental en nuestras vidas como seres sociales, y ninguna pantalla podrá jamás igualar el goce de una mirada directa a los ojos, ni de una sonrisa amable, ni del abrazo de una persona querida.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Reducir el Uso de las Tecnologías en Nuestra Vida Social, te sugerimos que visites nuestra sección Relaciones interpersonales.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 60% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social