Cómo fomentar el aprendizaje en los niños

Consejos para promover el aprendizaje en los niños

Al regresar a casa luego de una jornada en la escuela, el niño necesita contar con el apoyo de sus padres y de su ámbito íntimo y familiar, para fomentar así su aprendizaje y desarrollo. No será suficiente con comprar sus libros de estudio: debemos poner de nuestra parte, brindar incondicionalmente nuestro apoyo y nuestro tiempo, y dar a cada uno de nuestros hijos la atención que merece.

El niño es, de por sí, un ser curioso. Es una verdadera esponja que absorbe conocimientos y nociones de todo tipo, algunas de su interés, y otras no tanto. Es muy natural que el pequeño se emocione por sus procesos de aprendizaje, y es sólo natural también que quiera compartirlo en familia. Si menospreciamos el aprendizaje del menor, puede que lo pongamos en una posición de insuficiencia. Por ello, cuando el pequeño te cuente, emocionado, sobre su nuevo avance y conocimiento, emociónate con él. No lo impulses a por más cuando todavía no sea el momento, y no subestimes su esfuerzo y su atención. Esto lo mantendrá motivado a continuar aprendiendo y conociendo novedades.

Cuando el niño se note desmotivado o desinteresado, debes reforzar su interés desde el hogar. Comparte su hora de los deberes, y averigua cuáles son los temas que le interesan. Concéntrate luego en los temas de menor interés, y procura ayudarle a encontrar un punto de equilibrio. Siempre demuéstrale que confías en que podrá aprenderlos, si tan sólo les dedica un poco de tiempo y de atención.

A diario, quizás mientras realices las labores domésticas o por las noches, pide a tu hijo que te cuente cómo le ha ido en su jornada, y que te cuente sobre lo que haya aprendido. Si se trata de un día sin clases, pídele también que te cuente algo que, a lo largo del día, haya llamado su atención. A partir de ello, consúltale sobre qué es "lo aprendido" de esa situación. Esto dará a entender al pequeño que aprender es un proceso natural de la vida, y lo motivará en su desarrollo diario, dentro y fuera del ámbito escolar.

Finalmente, crea hábitos saludables dentro del hogar. A diario, propón a tu hijo una dedicación a los estudios. Puede tratarse de una hora, de dos, o de más tiempo. Se debe cumplir a diario con este horario de aprendizaje, ya sea para realizar los deberes escolares, para estudiar para exámenes, para fijar conocimientos, o para avanzar en sus temas preferidos, por ejemplo, durante los fines de semana. Cuando el niño interiorice esta rutina, seguramente se sentirá más y mejor motivado hacia el estudio diario, lo que propiciará su aprendizaje y desarrollo.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo fomentar el aprendizaje en los niños, te sugerimos que visites nuestra sección Niños.

Esta nota te fue útil?
15 valoraciones.
El 73% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social