Cómo Elegir una Cobertura Médica Internacional

¿Por Qué Elegir una Cobertura de Viaje?

Puede que pienses que elegir una cobertura médica internacional no está en tu lista de prioridades cuando vas de vacaciones. Muchos viajeros creen lo mismo y luego se arrepienten de no haberlo pagado.

Básicamente, un seguro de viaje está diseñado para ayudarte en caso de que algo malo suceda. Puede ser un accidente, la pérdida de la maleta o el robo del pasaporte. En el caso de la cobertura médica internacional, se ha creado para los problemas de salud que puedan suceder durante la estancia.

Si bien es recomendable en especial para los que decidan viajar a ciertos países, o realizar una aventura nómade de aquí para allá, todos los turistas deberían contratar una cobertura médica para estar respaldados ante cualquier inconveniente que pueda ocurrir. Este tipo de servicio también es muy interesante y útil en el caso de los que viajan por negocios varias veces al año, y a ciudades o países diversos. Aunque las principales ciudades del mundo cuentan con hospitales y centros médicos, en muchos casos la atención es o bien deficiente, o muy costosa. Al contratar una cobertura de viaje internacional, eso ya no será un problema porque la empresa de seguro se hará cargo de los gastos.

Claves para elegir una cobertura médica internacional. Cómo contratar un seguro de viaje. Servicios de una cobertura médica internacional

© Depositphotos.com/Wavebreakmedia

Imagen 1. Una de las claves para contratar un seguro de viaje es verificar qué servicios incluye.

Tips para contratar una cobertura médica internacional

Para poder viajar con la seguridad y tranquilidad de tener una compañía que te respalda ante cualquier imprevisto, ten en cuenta estos consejos:

Servicio de atención en español: Piensa que en el momento que te encuentres en una emergencia no podrás ponerte a buscar palabras en el idioma local. Necesitas alguien que te asesore en tu propia lengua sobre todo si tienes confianza de hablar bien el inglés. Es mejor hacerse entender en su idioma. Busca las compañías de seguro cuyo servicio de atención al cliente sea en español.

Precios: Es bueno comparar los costes de varios seguros antes de elegir una cobertura de viaje. No hace falta que analices los precios de todas las empresas, sino de 2 o 3. Atención, que no sólo se trata del valor en dinero sino también en los servicios que incluye. Muchas veces el seguro más asequible es el que menos cubre; echa un vistazo a este aspecto.

Referencias: Otro de los tips para contratar una cobertura médica es consultar a personas que ya hayan pagado por ese servicio. Puedes preguntar a familiares o amigos, o buscar en blogs y foros de internet. No te quedes con un único comentario (a veces puede ser falso) sino que debes leer varias opiniones al respecto.

Duración: Al elegir una cobertura médica internacional tienes que consultar cuál es la extensión del seguro. Quizás puedas conseguir un servicio extendido por un año o sólo te interese estar resguardado cuando viajas de vacaciones durante 15 días. O tal vez tienes la posibilidad de darle de alta al servicio cada vez que te diriges a algún sitio en particular. Pregunta también si existen cargos adicionales por cambiar la fecha de viaje o si se realiza en temporada baja.

Costes extra: Un consejo que te puede ser de mucha utilidad es consultar sobre los gastos que están cubiertos en el extranjero. Es decir, que lo que cubre tu seguro ha de estar relacionado a los costes del país en el que te encontrarás. Si el nivel de precios o de vida en el destino de tu viaje es muy caro, por más de que tengas una buena póliza no te servirá de mucho y deberás pagar tú lo que falta.

Odontología: Se trata de una de las emergencias médicas más comunes ya sea cuando estamos de viaje o no. Y también de los servicios más caros en cualquier país. Pregunta si tu seguro cubre los gastos odontológicos.

Reembolsos: Consulta en relación a los pagos que puede llegar a hacerte la empresa si tú tienes que abonar algún tratamiento o emergencia. Por ejemplo, si vas a una clínica y te exigen pagar la consulta, luego puedes llevar la factura a la aseguradora y exigir que te lo reembolsen. Eso debe estar detallado en el contrato que firmes.

Medicamentos: Es importante que durante tu viaje cuentes con los fármacos que son necesarios si tienes alguna enfermedad o accidente. Quizás no sean del mismo laboratorio que conoces o sueles consumir, pero deben contener los mismos compuestos.

Destino: Las coberturas médicas internacionales tienen sus reticencias a la hora de asegurar a una persona que viajará a una zona de conflicto o donde hay emergencia sanitaria. Lo mismo ocurre con las actividades que se planean realizar durante la estancia (por ejemplo, deportes de riesgo). En estos casos, quizás te conviene conseguir una póliza mayor pero que cubra más.

Presencia en el extranjero: Es vital que la compañía que elijas cuente con oficinas o servicio de atención personalizada en el exterior. No siempre tendrá una sucursal en el destino que viajes, pero tal vez una en zonas cercanas a donde te alojas o permaneces.

Para elegir una cobertura médica internacional es preciso tener en cuenta todos estos consejos. No olvides que se trata de una inversión y de mucha tranquilidad para ti y tus seres queridos, por lo tanto, no hay que tomarlo a la ligera.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Elegir una Cobertura Médica Internacional, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social