Cómo Aprender a Decir que Sí

¿Te cuesta aceptar lo que te da la vida y a menudo te lamentas por las oportunidades que se escaparon? Quizás lo que necesitas es aprender a decir sí y quitarte el chip de la negación.

Claves para aprender a decir que si. Las ventajas de decir que si. Cómo decir que si. Saber decir que si a una propuesta

Cómo Aprender a Decir que Sí

Anímate a Decir "Si"

Aprender a decir que sí es simplemente maravilloso. Y, mientras que a muchísimas personas se les da de un modo natural, lo cierto es que en estos tiempos de desconfianza, oportunismo y malas intenciones se nos está comenzando a hacer costumbre el rechazo y el pesimismo. Pero aún no es tarde para abrirle las puertas grandes a las oportunidades que aparezcan en tu vida.

Venciendo las barreras

Quizás recuerdes esa taquillera película con el cómico Jim Carrey quien, luego de asistir a un seminario sobre el poder del sí, queda compelido a aceptar lo que fuera que apareciera ante sus ojos, sin condiciones. Esto obviamente llevó al personaje a un sinfín de condiciones hilarantes, y también a enormes posibilidades que, de otro modo, no hubiera experimentado en su vida.

De un modo similar, aprender a aceptar las propuestas puede abrirte nuevos caminos en tu vida. Pero para recorrerlos, lo primero es aceptarlos, reconociendo su existencia. Si te quedas en lo convencional y dentro de tu zona de confort, lo más probable es que cuestiones demasiado las cosas.

Claves para aprender a decir que si. Las ventajas de decir que si. Cómo decir que si. Saber decir que si a una propuesta
Olvídate del no y anímate a vivir nuevas experiencias cuando se presenten.

© Depositphotos.com/OtnaYdur

"Aprender a decir que sí puede abrirte nuevos caminos en tu vida. Pero para recorrerlos, lo primero es aceptarlos, reconociendo su existencia."

No malinterpretemos aquí: está bien analizar las condiciones de esta oportunidad o de este camino que se abre ante tus ojos, en consideración a la seguridad, a la conveniencia y a lo apropiado. Es decir: supongamos que estás haciendo fila en el banco, listo para pagar tus impuestos y cumplir con tus obligaciones, y recibes el llamado de un amigo diciéndote que se vayan de juerga por todo el fin de semana, ahora mismo. Suena tentador y seguro será grato, pero si acceder a esta oportunidad significa que no pagarás tus impuestos ni cumplirás con tus obligaciones, lo cierto es que las consecuencias negativas superarán a las positivas. En este caso, no sería conveniente, pero sí podrías acordar llegar unas horas después, o convenir el viaje para otro momento.

Claves para aceptar las propuestas

Por otro lado, una vez sabiendo que acceder a esta oportunidad no irá en contra de tu seguridad o de tus obligaciones, no temas decir que sí. Aunque sea a algo desconocido, aunque te inquiete un poco hacer algo que nunca antes has hecho, aunque sea un encuentro con personas nuevas, o lo que sea: no dejes que tu primera respuesta sea el “no”, y que se requiera de insistencias para que accedas, y mucho menos de lamentos por no haberlo aprovechado.

Comprende que hay oportunidades que se dan sólo una vez en la vida, y, también, que a menudo cuando te escudas detrás del “no” pronto te presentas ante la vida y los demás como una negación constante. Por decirlo más fácil: si rechazas a todas las invitaciones que te hacen, pronto dejarán de invitarte y habrás perdido esa chance.

Beneficios de decir que si. Claves para aprender a decir que si.

Aceptar las nuevas oportunidades te permitirá conocer nuevas personas, tener nuevas experiencias, y lograr un cambio de vida.

© Depositphotos.com/ra2studio

"Si en verdad te inquieta decir sí, sé astuto y ten un plan de contingencia que te de confort, hasta tanto te acostumbres a este nuevo sendero de vida."

Si en verdad te inquieta aceptar las propuestas, sé astuto y ten un plan de contingencia que te de confort, hasta tanto te acostumbres a este nuevo sendero de vida. Supongamos que te invitan a una fiesta de cumpleaños en un salón elegante, donde habrá personas desconocidas. Estimas que la fiesta será divertida, que puede que conozcas a personas interesantes, y que te lo pasarás bien. Pero por costumbre tu mente también incluye los factores de que tal vez te aburras, de que no conocerás a los demás, y de que es mejor quedarte en casa viendo una película. Vence el temor y planifica poder asistir, dándote el confort de recordarte que, por ejemplo, si al fin sucede eso tan malo que supones, podrás volver a casa cuando quieras. ¡Verás que en la mayoría de los casos te lo pasas tan bien que ni siquiera recuerdas que tenías un plan de emergencias ya imaginado!

Con algunas pocas veces que te abras a las nuevas posibilidades más te animarás a probar lo nuevo, a conocer otras personas, y hasta aparezcan ante ti oportunidades laborales, nuevas amistades, experiencias que te estarías perdiendo de otro modo. Tu vida será más completa, tu diversión será mayor, y lo habrás logrado todo con algo tan simple como decir "sí".