Cómo Buscar un Socio para un Negocio

Cómo Encontrar el Socio Perfecto

Si quieres buscar un socio para un negocio, debes saber que quizás no lo encuentres de la noche a la mañana, pero sin dudas darás con él o ella antes de lo que crees si tienes en cuenta algunas cuestiones. Lo mismo que ocurre con una pareja, un socio debe cumplir con ciertas características o requisitos.

Ya has tomado la decisión de emprender o de ser independiente y eso es muy bueno. Pero te has dado cuenta que solo no puedes con todos, necesitas alguna persona que te ayude en las cosas que tú no tienes conocimientos o bien un socio puede ser quién aporte el dinero que te hace falta.

Para elegir un sociotal vez tengas que hacer varias entrevistas o elegir entre diferentes perfiles posibles. No es algo para tomar a la ligera como se dice habitualmente, es probable que no sólo quieras a alguien para que haga la contabilidad o invierta dinero en tu proyecto, sino también alguien en quién apoyarte cuando las cosas no salen tan bien o cuando haya que tomar decisiones importantes.

Cómo tener un buen socio para un negocio. consejos para encontrar un socio para tu empresa. Buscar un socio para tu emprendimiento

© Depositphotos.com/pressmaster

Imagen 1. Para tener el socio perfecto deben llevarse lo mejor posible, tanto en la oficina como fuera de ella.

Tips para buscar un socio para un negocio

Una vez que hayas decidido que necesitas tener un socio, el siguiente paso es encontrarlo. Esta puede ser la tarea más difícil o la más sencilla según cómo te prepares. Presta atención a los siguientes consejos:

Una persona que te complemente: Piensa nuevamente en el ejemplo de la pareja. En lo referido a los socios ocurre algo muy parecido. Si tu eres más bien de las personas que se encargan de la comunicación de una empresa, por ejemplo, precisarás a alguien organizado que se dedique a las cuentas, a los proveedores, etc. Si tu perfil es más tecnológico, tu socio tendrá que contar con una buena formación y experiencia en gestiones empresariales.

Sumar, no restar: Piensa cuáles son tus habilidades y tus carencias. Busca una persona que posea los atributos que a ti te faltan. Si no eres bueno para hablar con los clientes, encuentra a un socio que la comunicación sea su don natural, por ejemplo.

Contar con los mismos objetivos: Cuando has realizado tu plan de negocios seguro has trazado los objetivos a cumplir en el corto, mediano y largo plazo. Para tener un socio perfecto él también deberá atenerse a estas metas. Antes de empezar a trabajar con alguien es bueno asegurarse que quiere lo mismo que tú para la empresa.

Cumplir con hábitos de trabajo similares: Al buscar un socio para un negocio piensa en cómo será el día a día. Por ejemplo, si ambos tienen que estar todo el día en la oficina, si a uno le gusta más cumplir con el horario de la mañana y al otro de la tarde, etc. Igualmente deben coincidir al menos una hora al día para poder hablar de lo importante y pensar estrategias para el futuro, analizar las finanzas, etc. Si a uno le gusta más el teletrabajo y el otro considera que estar “in situ” en la oficina es la mejor manera de conseguir resultados, quizás puedan tener problemas.

Confiar en él y estar en sintonía: Al contar con un socio tendrás a tu lado a un compañero, no a un rival. Entonces, la confianza es muy importante. No importa a qué sector de la empresa se dedique cada uno, no debe haber secretos ni mentiras entre ustedes. Actuar en la misma sintonía quiere decir que los dos caminan hacia la misma dirección. Para lograr esto es vital tener sueños, metas y objetivos similares (los mismos que se hayan planeado al comenzar la sociedad).  Deben ser capaces de hablar de cualquier tema y tener un vínculo fuerte e irrompible, sin importar las circunstancias.

Valores semejantes: Para tener un socio perfecto y que las cosas vayan de maravillas entre ustedes, ambos deben ir en la misma dirección en cuánto a valores personales y profesionales. Si tu prioridad es la familia pero la de tu socio es la empresa, entonces puede que tengan un problema. Si tu crees en la lealtad profesional pero a tu socio no le importa “pisar cabezas” para escalar posiciones, quizás las discusiones estén a la orden del día.

Llevarse bien en cualquier ámbito: Puertas adentro de la oficina o despacho es una cosa y frente a los empleados y en eventos o reuniones es otra. Pero lo que no puede cambiar entre ustedes es cómo se llevan. Claro que habrá discusiones y puntos de vista diferentes, lo que no puede admitirse es llevarse mal todo el tiempo y simular ante los demás. Traten de compartir otros escenarios más allá de los profesionales, salgan juntos después de la oficina, hablen los fines de semana, vayan a hacer deporte o ejercicio en el mismo horario, etc. Después de todo, tener un socio quiere decir que además de ser tu aliado en la empresa lo será en la vida.

Hablar todo lo que necesiten: Y como último tip para buscar un buen socio es bueno que nada quede “en el tintero”. No tengan miedo de decir lo que piensan o lo que sienten. Busquen entre los dos una solución a cada problema, no se guarden información, traten de reunirse todos los días para evaluar cómo van las cosas y conversen, porque la comunicación es la mejor manera de llevarse bien con el otro.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Buscar un Socio para un Negocio, te sugerimos que visites nuestra sección Relaciones interpersonales.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social