Como aprovechar las tejas rotas

De spués de una tormenta, del granizo, o de los fuertes vientos que hacen volar ramas por sobre nuestros hogares, al día siguiente comenzamos con la lamentable tarea de buscar las tejas rotas. Con muchísima pena y bastante enojo, hacemos un conteo de las piezas deterioradas y comenzamos la búsqueda de un servicio de reparación, de un técnico idóneo, de un proveedor de tejas que nos ofrezca buenos precios, para luego encontrarnos con una pila de tejas rotas en el cordón de la vereda.

Si esto te sucede, intentá convertir la tragedia en oportunidad. Pedile al instalador que baje las tejas rotas con todo el cuidado posible, para evitar mayores daños, y conservalas para realizar creaciones que te permitan reutilizarlas y mejorar el aspecto de tu hogar.

Las tejas que tengan quiebres planos pueden ser material de grandes creaciones para el hogar. Por ejemplo, podés unirlas nuevamente y, cuando la pieza haya tomado cierta firmeza, podés voltearlas (dejando la parte cóncava hacia arriba) y recubrir el interior con pasta dimensional, cemento, yeso, enduído plástico (coloreado o con los agregados que quieras) o con algún materia plano, como papeles de pared u otros, incluso telas endurecidas. Luego, agregando soportes, patas o bases, podés crear un original revistero, centro de mesa o incluso una frutera sumamente llamativa.

Si tenés varias piezas quebradas, intentá recuperar tantas como te sea posible, cortándolas de igual tamaño. Podés luego unirlas formando círculos para formar un botellero original, o bien disponerlas una al lado de la otra y hacerte de un revistero o un portabotellas que va a capturar la atención de todos tus visitantes.

Todos aquellos trozos pequeños, que definitivamente no puedan ser reutilizados para lograr creaciones decorativas, guardalos en una caja: pueden servirte, por ejemplo, para crear una capa al fondo de tus macetas nuevas, permitiendo una mejor filtración del agua restante. También podés utilizarlas para crear pesos y sostenes sombrillas, cobertores u otros.

Recordá que las tejas son muy verosímiles. Podés recubrirlas con muchísimos productos y materiales, y pintarlas en muchos estilos y terminaciones o falsos acabados, incluyendo metalizadas o símil maderas. Con un poco de imaginación vas a lograr elementos decorativos estupendos.

Si deseas leer más artículos similares a Como aprovechar las tejas rotas, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social