Cómo Alimentarse para Prevenir Infartos

Alimentación para reducir el riesgo de infarto

El corazón es el órgano central de nuestro cuerpo y el motor que lo hace funcionar. Un ataque al corazón o infarto es la principal causa de mortalidad tanto entre hombres y mujeres de todo el mundo, por lo que conviene cuidarlo rigurosamente. Y una de las mejores formas de hacerlo es vigilando nuestra alimentación diaria.

Dieta mediterránea para evitar ataques al corazón

Todos los expertos concuerdan en afirmar que la dieta mediterránea es la que mejor cuida al corazón. Esta dieta incluye muchas y variadas comidas, destacándose principalmente las frutas y verduras, el aceite de oliva extra virgen, que reduce hasta la mitad las posibilidades de sufrir enfermedades coronarias, el vino tinto, que protege el corazón tan solo tomando una o dos copitas al día, y por último la harina de trigo integral, que por su alto contenido en fibra disminuye el riesgo de sufrir infartos, especialmente en hombres.

Alimentos para prevenir infartos

Empezaremos por el ajo y el perejil, dos condimentos muy utilizados en la cocina y que además de ayudar a reducir la tensión arterial, luchan contra la formación de coágulos, los principales culpables de que al corazón no le llegue suficiente oxígeno.

El pescado azul en general, como las sardinas o el atún, contiene buena cantidad de vitamina B6, B12 y ácido fólico, todos ellos nutrientes capaces de disminuir la homocisteína en la sangre, uno de los componentes que en exceso puede aumentar el riesgo de padecer trastornos cardiovasculares.

A la hora de desayunar, otro alimento que no puede faltar son los copos de avena, muy ricos en magnesio, un nutriente que no solo previene los infartos, sino que además reduce los efectos que el estrés provoca directamente sobre las arterias. Se recomienda tomarlos con un vaso de leche y una cucharadita de miel o cacao desgrasado.

Hábitos para reducir el riesgo de infarto

Existen otras recomendaciones a las que atender en la mesa si queremos gozar de un corazón sano por más años. Cocinar con poca sal o sustituirla por especias o semillas es fundamental, dado que este alimento dificulta la circulación sanguínea por las arterias, de la misma forma que también lo hace el tabaco o la cafeína, alimentos prohibidos si se padecen de problemas de corazón.

Alimentos antioxidantes como la naranja o el kiwi también nos ayudan a prevenir infartos, puesto que reducen la hipertensión y también podrían disminuir el colesterol en sangre, si bien esta última propiedad aún no ha quedado demostrada con certeza.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Alimentarse para Prevenir Infartos, te sugerimos que visites nuestra sección Enfermedades y prevención.

Esta nota te fue útil?
27 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social