Trabajo
¿Qué hacer si Quiebra tu Empresa?

¿Qué hacer si Quiebra tu Empresa?

Antes de pensar en colgar el cartel de "quebrado" es interesante que agotes todas las posibilidades para salvar la situación

Presiona aquí para escuchar esta nota o continúa leyendo...

Si el momento final es inevitable, aquí te damos algunos tips para afrontar la quiebra de una empresa.

12/01/18 por Yamila Papa Pintor

Cómo Afrontar la Quiebra de una Empresa

Sin dudas es uno de los momentos más difíciles que se deben afrontar estando al mando de una compañía, sin importar su tamaño. Es cierto que una empresa grande implica que cientos de personas pierdan su empleo, pero en el caso de que sea pequeña, los pocos empleados son como una familia y a veces es todavía más complicado. Conoce más sobre qué hacer si tu empresa está en quiebra.

¿Qué hacer si tu empresa entra en quiebra?

En primer lugar, es bueno que sepas que no siempre todo está tan perdido como supones. Antes de pensar en colgar el cartel de "quebrado" es interesante que agotes todas las posibilidades para salvar la situación. Determina si aún es posible evitar esto o si estás cansado de intentar salir a flote, dejando que suceda lo inevitable.

Suma todos los gastos que tiene la empresa (servicios, salarios, logística, proveedores, mantenimiento, etc.) y aparte suma las ganancias. Tal vez puedas cubrir los gastos y por lo menos llevarte un sueldo digno. En ese caso, todavía vale la pena hacer algo. Tal vez hasta puedas hallar un socio que analizando las variables esté interesado en darle un poco de "aire renovado" al negocio y hacerse cargo de alguno de los pasivos acumulados.

"Apenas sepas que la situación no tiene marcha atrás, es vital que se lo comuniques a tus empleados."

Busca una manera de no caer tú mismo en la quiebra. Si te quedo un resto de dinero, trata de invertir en algo para recuperar la inversión.

Es importante también que revises el área legal, porque tal vez, la empresa puede ser reorganizada y hasta salvarse de la liquidación final. Para ello puedes solicitar una petición al tribunal correspondiente. Ellos se encargarán de hacer un estudio si es viable o no reorganizar y bajo qué condiciones. Si es rechazada, se declara la quiebra automáticamente y no hay opción de liquidarla.

Habla con los acreedores de tu empresa para que no lleven este asunto a los tribunales. Es posible que lo puedas solucionar de manera particular en cada uno de los casos.

Apenas sepas que la situación no tiene marcha atrás, es vital que se lo comuniques a tus empleados, nunca hay que faltar a la verdad y explicar lo ocurrido con todos los detalles posibles. A nadie le gusta escuchar que va a perder el empleo, sin embargo, si tienen dos o tres meses para buscar uno nuevo es mejor que si se enteran que mañana no tienen que asistir a trabajar.

Recuerda que todas estas personas tienen una familia y gastos que afrontar y además, si actúas mal con ellos es probable que termines consiguiendo problemas legales. A su vez es una manera de "cerrar un ciclo" de la mejor manera posible. Los empleados deben comprender qué fue lo que pasó, que no se trata de una jugada con secretos de tu parte. Esto también te ayudará a superar mejor la quiebra de tu negocio.

"Hacer trampa" en relación a la quiebra no es positivo ya que traerá malos resultados siempre. Un tribunal se encargará de repartir los bienes de tu empresa para pagar hasta el último centavo a todos los acreedores, entre ellos los asalariados.

"Si la quiebra de la empresa es inevitable, ten en cuenta estos pasos y siempre actúa con la mejor de las intenciones."

Por último, busca una manera de no caer tú mismo en la quiebra, es decir, que si te quedo un resto de dinero luego de cumplir con todas las obligaciones, trata de invertir en algo pequeño para recuperar algo del capital.

No es una situación fácil de digerir, pero si la quiebra de la empresa es inevitable, ten en cuenta estos pasos y siempre actúa con la mejor de las intenciones.

Cómo Salvar a la Empresa de la Quiebra

Consejos para Evitar la Quiebra de tu Negocio

Para evitar que tu negocio caiga en la bancarrota y tengas que cerrarlo, es conveniente que realices estrategias nuevas, adaptadas a la situación en particular y al tipo de cliente al que te diriges. Con la crisis económica que azota a muchos países, es fácil pensar que una empresa pequeña se vaya directo a la quiebra.

Te gusta esta nota?

Te puede interesar

Más sobre Negociación laboral

Gracias por leer ¿Qué hacer si Quiebra tu Empresa?, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y compartí este artículo.