Cómo ayudar a un perro con sobrepeso

“Rellenito y saludable” no es una de las frases que utilizaríamos en los canes. El sobrepeso en los perros es un enorme enemigo a vencer, pues esos kilitos de más que dan formas curvas a tu mascota pueden devenir en daños en articulaciones, tendinitis, pérdida de movilidad y muchos otros problemas de salud, incluyendo el desarrollo de diabetes y otras enfermedades.

Te puede interesar: Cómo Saber si tu Perro tiene Sarna

Las mascotas, al igual que los humanos, pueden tener unos kilitos de más. La cuestión está en las actividades que llevan a cabo: un animal que no camina ni es sacado a pasear no gasta sus energías, y acumula grasas negativas con muchos más peligros de los que representa en las personas.

"El sobrepreso en los perros puede provocar daños en articulaciones, tendinitis, pérdida de movilidad y muchos otros problemas de salud."

Método para saber si el perro tiene sobrepeso

Cada raza y tipología canina responde a una tabla que indica el peso normal recomendable de acuerdo a su edad y tamaño. El veterinario puede ayudarte a saber a ciencia cierta si tu animal tiene sobrepeso, aunque puedes reconocerlo tú mismo en casa.

Párate frente a un espejo grande, y pide a tu perro que se pare en dos patas sobre tu pecho o estómago. Analiza la forma del animal: a la altura del vientre deberías notar la forma de una cintura más remarcada; en cambio, si su cuerpo es cilíndrico y macizo, puede tener sobrepeso.

La palpación es otra buena manera de reconocer el sobrepeso en los perros, en especial los de pelaje largo. Toca con atención su abdomen y su tórax para identificar depósitos de grasa (los notarás mullidos), o si sientes sus huesitos al hacerlo. Si distingues las costillas, tendrá un peso normal.

Tips para ayudar al perro a bajar de peso

  • Si tu perro tiene sobrepeso, ayúdalo a recuperar su buena figura y a prevenir malestares físicos. Sácalo a pasear cada día, al menos a dar una caminata por el vecindario, para que pueda quemar las grasas acumuladas y renovar sus energías.
    Al principio puede que le cueste un poco, pero anímalo a dar la vuelta a la manzana para comenzar, y luego ve extendiendo el recorrido. No lo “sobornes” con golosinas, pues si lo haces aprenderá fácilmente a quedarse quieto y esperar su recompensa antes de seguir.
  • Haz los cambios necesarios en su alimentación. Si le das comida casera, disminuye el aporte de grasas y aumenta el de fibras, proteínas y vitaminas. Si le das alimento balanceado tienes dos opciones: comprar la versión bajo en calorías, o bien reducir la cantidad de las raciones. En un can adulto, dos raciones diarias son suficientes.
  • En el mismo envase del alimento podrás saber la cantidad recomendada de acuerdo al peso y tamaño de tu perro, pero hay un truco que debes aplicar aquí: define la cantidad a partir del peso ideal de tu animal, y no del actual. Ve reduciendo la ración lentamente, para que tu can no sufra angustia por esta menor alimentación.
  • Evita darle golosinas y alimentos calóricos. En cambio, acostúmbralo a comer estas frutas saludables, o bocadillos de vegetales (como bastones de zanahoria, manzanas y otras), para no acumular grasas en su cuerpo.

"Si tu perro tiene sobrepeso, sácalo a pasear cada día para que pueda quemar las grasas acumuladas y renovar sus energías."