Cómo Remodelar una Silla Vieja

Te proponemos remodelar una vieja silla que tengas en casa con una técnica muy simple que puedes hacer en minutos.

Técnica para Restaurar una Silla Vieja

El uso y el paso del tiempo deterioran nuestras piezas de mobiliario más queridas, pero aquí te mostramos una técnica para remodelar una silla vieja, las cuales suelen sufrir todo tipo de maltratos.

Técnica para restaurar sillas viejas. Cómo remodelar sillas en desuso. Idea para restaurar una silla deteriorada

© Depositphotos.com/Kruchenkova

Ponte manos a la obra para remodelar una vieja silla de cualquier tipo, y adecuarla a tu decoración actual

Todo lo que necesitas es ponerte en marcha. Reúne todos los retazos de tela que tengas en casa, incluyendo esas prendas de vestir algo deslucidas que seguro tienes por allí, pues podrás utilizarlas como tela visible, cuando fuera posible, o como relleno de las múltiples piezas que haremos.

Primero, prepara la silla

Retira el tapizado viejo y deja sólo la estructura a la vista. Dale una limpieza muy profunda, y restáurala con la técnica que mejor se adecue a su material, ya sea lijando y pintando en un nuevo color, patinándola o como prefieras. Mide los sectores a remodelar, como la zona de asiento y el respaldo, o el sector que quieras decorar con esta técnica fácil.

Método simple para restaurar una silla vieja. Cómo aprovechar viejos retazos de tela para restaurar una silla vieja.

Con esta simple técnica podrás aprovechar telas y prendas de vestir para restaurar sillas

Una vez tomadas estas medidas, determina el diseño que desees para remodelar tu vieja silla, banco o asiento de cualquier tipo que tengas en casa. Para darle un aspecto juvenil y entretenido, te enseñamos a preparar bolas mullidas con las que crearemos el asiento y el respaldo, mezclando materiales, colores y texturas.

Crea las bolas de relleno

Coloca todos tus retazos de tela en la mesa de trabajo, para saber de qué tamaño podrás hacer bolas rellenas hasta completar las superficies a cubrir. Puedes crearlas cosiendo gajos, para lograr una forma circular, o simplemente cortar grandes círculos de tela, poniendo el “relleno” dentro y cerrándolas con un hilván y un arruchado de costura simple aunque resistente, en la parte que quedará unida a la silla, de modo de que no se vea.

Para el relleno puedes utilizar vellón, bolas de isopor, recortes de viejos suéteres o prendas de vestir de todo tipo. Usa todos los materiales que tu imaginación y creatividad dispongan. Así, haz las bolas de igual tamaño y en colores diversos, para que tu trabajo sea más vistoso y original.

Tercer paso: crea el nuevo respaldo

Lo último es colocar las bolas sobre las zonas de asiento y respaldo de la silla vieja. Puedes adherirlas con cola de carpintero, silicona caliente o pegamento universal, o crear un cojín a la medida con madera balsa o MDF de poco espesor, poniendo allí las bolas de tela. Así quedará más firme, y podrás lucir una vieja silla como si fuera nueva.

"Con esta técnica fácil darás buen uso a los retazos y prendas de vestir rotas e irrecuperables para remodelar sillas, banquillos o asientos auxiliares."

Sólo tu creatividad es el límite aquí. Con esta técnica fácil darás buen uso a los retazos y prendas de vestir rotas e irrecuperables para remodelar sillas, pero también para aplicar la técnica a banquillos, asientos auxiliares, y hasta crear cojines al tono para el sofá.

"Una vez tomadas estas medidas, determina el diseño que desees para remodelar tu vieja silla, banco o asiento de cualquier tipo."