Progresos y desarrollo del bebé a los 2 meses

A esta edad comenzará a permanecer más tiempo despierto, y esbozará su primera sonrisa. La interacción comienza a ser más frecuente.

Tu bebé de 2 meses

Bebé de 2 meses: más atento y despierto

Los progresos de tu bebé a los dos meses son diarios; permanece despierto un poquito más cada día. Ya habrá adquirido algunos hábitos que le son propios y comenzará a comunicarse; es el momento de la primera sonrisa.

Es verdad que aún duerme mucho, pero su sueño comienza a ser diferente. Su ritmo y las fases de su sueño son diferentes siendo un poquito más largas. A esta edad ya comienza a darte un poquito de descanso durante la noche. Dormirá durante intervalos más largos, como así también permanecerá despierto por más tiempo. Como hace progresos a diario, observarlo te producirá cada día más placer.

Progresos y desarrollo del bebé a los 2 meses
A los dos meses el bebé aún duerme mucho, pero su sueño comienza a ser diferente.

A los 60 días de vida el bebé es mucho más atento a todo lo que lo rodea y trata de comunicarse. Es el maravilloso momento en que aparece la primera sonrisa intencional que, seguramente, será para ti. También comienza a balbucear. Durante esta etapa es importante que comiences a dialogar con tu hijo, ya que escuchándote y balbuceando comienza a prepararse para la adquisición del lenguaje. Háblale, juega con él, ayúdalo a descubrir el mundo que lo rodea.

No dudes en salir con tu bebé, ya sea en carrito o en un porta bebé tipo "canguro", ya que adora el balanceo que le recuerda al que tenía en el útero. No olvides que debes cubrirlo bien aún en verano, su regulación de la temperatura todavía no funciona correctamente y siempre tiene frío.

Debes saber que los bebés gustan que su vida diaria esté bien organizada y que sean las mismas personas las que se ocupen de él, esto les permite sentirse seguros.

Progresos motores y llantos

Ya a los dos meses sus progresos motores son deslumbrantes. Comienza a mantener su cabecita durante breves segundos y el reflejo de la marcha que demostró los primeros días, en el primer examen médico, ya lo habrá perdido. Las piernas se estiran cuando está acostado boca arriba, sus manitas se abren, si le acercas uno de tus dedos, es capaz de asirlo firmemente durante algunos segundos.

A los 2 meses comienza a agudizar el sentido de la vista, ya reconoce los rostros de mamá y papá y puede seguirlos. A esta edad podrás interpretar los diferentes llantos: hambre, incomodidad, llamada de atención, etc.