Cocina
Cómo preparar gallo pinto

Cómo preparar gallo pinto

Presiona aquí para escuchar esta nota o continúa leyendo...

El gallo pinto es un famoso plato costarricense, aunque es también conocido con distintos nombres en otros países.

79% me gusta (14 votos) 14/06/09 por Caro

¿Qué es el gallo pinto?

El gallo pinto es un plato típico de Costa Rica y Nicaragua que se prepara con una mezcla de arroz y frijoles. Muchos países de Latinoamérica elaboran el mismo plato aunque con algunas variaciones y diferentes nombres; por ejemplo, en Cuba se le dice "moros y cristianos", en Venezuela "arroz con caraotas", en Perú se le llama "calentado", y en México se le dice "pispiote".

La historia de este platillo típico proviene de las Islas Caribeñas luego de que fueran traídos los esclavos africanos. Aunque no se tiene muy claro el origen del gallo pinto, se puede decir que tiene una larga historia y un fundamento en la cultura tica en especial. No es raro conseguir gallo pinto para cualquiera de los tiempos de comida (desayuno, almuerzo y cena) y es una de las recetas más baratas y fáciles de hacer.

"El gallo pinto es un plato típico de Costa Rica y Nicaragua que se prepara con una mezcla de arroz y frijoles."

Cómo preparar gallo pinto

Para hacer un rico plato de gallo pinto a la tica, se prepara misma cantidad de arroz y frijoles por su lado. Luego de cocidos ambos ingredientes, se prepara una sartén con mantequilla para sofreír allí cebolla y chile dulce (o pimento) cortadito en trocitos pequeños. Luego, se le agrega el arroz para sofreír todo junto, y por último se añaden los frijoles junto con el caldo en el que vienen cocinados. De esta manera, el arroz adquiere un color café con el sabor de los frijoles.

Tras mezclar todos los ingredientes, se le añade cilantro picado en pequeños trozos, para darle un sabor diferente. Es un rico plato, muy nutritivo que se puede comer en cualquier momento.

Te gusta esta nota?

Cómo preparar una Cena Romántica

Guía para Preparar una Cena Romántica

Una buena cena romántica no se prepara sólo cocinando un plato sabroso, ambientando el lugar de forma adecuada, o diciendo los poemas y cumplidos más irresistibles para expresar lo que se siente por el otro. Es un conjunto de todo eso, por lo que lo ideal para esa noche especial es no guardarse nada y sacar todo de si para entregárselo a nuestra pareja como prueba irrefutable de amor.