Consejos para Cuidar las Palmeras de Interior

Conoce los mejores consejos para cuidar una palmera en maceta. Aquí encontrarás tips para regarlas, darles abono y algunos secretos para que crezcan sanas y bellas en el interior del hogar.

96% de votos positivos

Las palmeras de interior más comunes son el cocotero, la areca, la kenia y la chamaedorea

© Depositphotos.com/denyshutter

Algunas especies de palmeras pueden cultivarse en el interior del hogar. Con estos consejos podrás cuidarlas.

Cuidado de Palmeras en Maceta

Las palmeras de interior que se encuentran en macetas dentro del hogar necesitan de mayores cuidados que las que se están plantadas directamente en la tierra. Hay que prestar mayor atención al riego, al abono, al crecimiento (para trasplantarla), a la luz que recibe, etc.

Los tipos de palmeras de interior más comunes son el cocotero, la areca, la kenia y la chamaedorea, entre otras. Veamos algunos consejos para su cuidado, riego, abono y otros detalles que permitirán un mejor crecimiento. Y si lo que estás buscando es cuidar las palmeras de exterior, en esta nota te contamos cómo plantarlas.

Consejos para regar las palmeras

La frecuencia del riegodependerá de algunos factores. Por ejemplo, si la casa cuenta con calefacción, si está en una zona de mucho calor, o si la humedad del aire es muy baja, lo que hará que las plantas consuman mas agua para poder contrarrestar dicho fenómeno. Por este motivo es que el riego necesita ser muy frecuente, y también se recomienda pulverizar sus hojas. Por el contrario, si la temperatura es más bien baja la planta crecerá menos, requiriendo de menos agua.

En general, las palmeras se riegan una o dos veces por semana en época de calor, y 2 veces al mes en épocas frías. Antes de hacerlo, es conveniente comprobar si la tierra está seca; en esta especie es mejor darles poco que en exceso. El suelo debe estar húmedo, pero nunca escarchado, por eso es necesario controlar que la maceta tenga un buen drenaje.

¿Cómo abonarlas?

Al abonar palmeras de interior no tendremos inconvenientes. Es muy fácil y se puede utilizar cualquier tipo de fertilizante: los de liberación lenta se mezclan con el sustrato, mientras que los líquidos se añaden con el agua de riego.

Como no crecen demasiado no necesitan de muchos nutrientes, con pequeñas cantidades será suficiente. La mejor época para fertilizar será en primavera - verano, que es cuando el crecimiento es mayor.

6 Claves para el cuidado de las palmeras de interior

1. Humedad: Dentro de la mayoría de los hogares la humedad suele ser baja, por lo que la planta puede comenzar a secarse (sus hojas se marchitan, pierden brillo y se secan en la punta). En este caso, se recomienda pulverizar con agua.

2. Luz: La iluminación tampoco suele ser suficiente, por lo que dejará de crecer y sus hojas perderán su brillo habitual. Por esa razón se aconseja ponerlas siempre cerca de una ventana; si esto no es posible, se pueden colocar alrededor de paredes blancas con algunos tubos fluorescentes cerca.

3. Riego: Como dijimos, a la hora de regarlas es mejor poner menos que más. Recuerda que el suelo debe permitir un buen drenaje para que no se acumule agua en el fondo de la maceta.

4. Polvo en las hojas: Cuando las hojas contengan polvo, deben limpiarse con una esponja húmeda o manguera.

5. Plagas: Es importante estar atentos a la aparición de plagas, porque en poco tiempo pueden afectar a la planta haciendo que sea muy difícil recuperarlas. Si quieres conocer los insectos más comunes que pueden atacarlas y cómo eliminarlos, visita el artículo "Cómo controlar las plagas de las palmeras".

5. Palmeras de maceta: Para que crezcan con mayor rapidez, deben ser trasplantadas de maceta a una mayor cada 2 años, aproximadamente.

6. Retiro al exterior: En lo posible, se recomienda sacar la planta al exterior cuando el tiempo sea bueno, y ubicarlas siempre en un lugar al reparo y con sombra.

Siguen estos consejos para cuidar palmeras de interior y podrás cultivar esta especie sin problemas. ¡Te acompañarán por años!

Escrito por: Staff de CHP