Métodos de seguridad en cajeros automáticos

Los sistemas bancarios y de seguridad están siempre atentos a los métodos que usan los ladrones para robar en cajeros automáticos. Repasemos algunas de las medidas más usadas para prevenir robos y fraudes.

Métodos de seguridad en cajeros automáticos

© Depositphotos.com/scyther5

Seguridad en los cajeros automáticos

El cajero automático, junto con las tarjetas de crédito y de débito, son ciertamente una solución para el estilo de vida moderno. Es una mecánica simple: en lugar de cargar con billetes en tus bolsillos, acudes al cajero, insertas tu tarjeta, y retiras el monto necesario, de acuerdo a tu disponibilidad. A cualquier hora, en cualquier ciudad, puedes hacer extracciones (o depósitos y otros movimientos) de manera práctica, conveniente y segura.

Claro, también los malhechores están al tanto de ese pote de oro al final de su arco iris. Así, los asaltos a la salida de los cajeros, e incluso secuestros que llevan a la víctima a uno y otro cajero automático para obtener sus fondos, amenazan con instalarse en nuestras vidas. Pero las empresas y entidades bancarias han diseñado diversos métodos de seguridad para prevenir estas situaciones, como veremos a continuación.

Métodos de seguridad en las tarjetas

Para prevenir el uso de tarjetas robadas, muchas entidades decidieron añadir una fotografía del propietario, además de sus datos personales (verificables en la presentación de identificaciones) y de contraseñas de seguridad.

Pero hay otros métodos de seguridad aplicados. Por ejemplo, hoy las tarjetas poseen chips de seguridad en la banda magnética, evitando su copia o falsificación, aunque estos chips son vulnerables a las infecciones (virus) con las que los malhechores infectan a las terminales de cajeros automáticos.

Métodos de seguridad en el cajero

En las terminales hay otros métodos de seguridad. Uno de ellos (disponible en algunas redes) consiste en introducir la clave personal a la inversa (por ejemplo, si tu clave es "1234", introduces "4321"). Esto libera el uso de la tarjeta (no lo obstaculiza) pero alerta a las entidades de seguridad bancaria y policial.

La biometría

La biometría es la lectura y decodificación del iris, de la palma de la mano o de la huella digital del propietario de la tarjeta, usado como método de liberación de su uso. Esta tecnología está en ampliación en sus posibilidades, de hecho, algunas redes de avanzada analizan la estatura, el rostro, e incluso miden la presión arterial de los usuarios para determinar la situación del uso, alertando a la seguridad si hubiera una irregularidad o estrés significativo.

El cajero, un búnker de seguridad

Dependiendo de las legislaciones de la zona de residencia, se establece que las terminales de cajeros automáticos han de quedar individualizadas del entorno dentro de un cajón contenedor metálico, de vidrio o acrílico antibalas, con una puerta de apertura sólo previa introducción de una tarjeta habilitada.

"En casos de emergencias y peligros, uno de los sitios seguros donde puedes refugiarte en la calle es dentro de los cajeros automáticos."

Así, en casos de emergencias y peligros, uno de los sitios seguros donde puedes refugiarte en la calle es dentro de los cajeros automáticos. Desliza tu tarjeta por la ranura e ingresa, cerrando la puerta tras de ti y colocándote detrás de los laterales de una terminal de consulta o de servicio. La puerta, en un cajero en funcionamiento, no podrá abrirse, y la caja te mantendrá protegido.

"Hoy las tarjetas poseen chips de seguridad en la banda magnética, que evitan su copia o falsificación."