Cómo Identificar Plagas en Plantas de Interior

Aunque no estén a la intemperie, las plantas dentro de casa sufren múltiples amenazas. Conoce cuáles son las plagas y enfermedades más comunes, y cómo evitarlas fácilmente.

Cómo Identificar Plagas 

Quizás los hongos sean una de las plagas más comunes en plantas de interior. A menudo se producen por la pobre ventilación y la condensación de humedad del ambiente dentro del hogar. A partir de ello, sumado al aire polucionado (las grasas de la cocina, el humo y los productos de limpieza) pueden aparecer enfermedades en las raíces, tallos y hojas. A ellos se les suman bacterias y virus de diversos orígenes.

Tips para reconocer las plagas en plantas de interior. Cómo saber si las plantas de interior tienen plagas.

Los pulgones son una de las plagas más comunes en plantas tanto de exterior como de interior.

Luego llegan las amenazas de insectos, especialmente artrópodos que viajan en el aire, en el pelaje de nuestras mascotas, por el piso o en nuestra ropa, y encuentran en nuestras plantas un hogar ideal. Los más comunes son la cochinilla, los pulgones y algunas especies de moscas, como la blanca o la de la fruta.

Reconocer las plagas en plantas de interior. Evitar plagas en plantas de interior

Si las hojas presentan zonas amarillentas, manchas o decoloraciones, es señal de que han sido afectadas por insectos.

Para detectar las amenazas, analiza el aspecto de tus plantas verificando que tengan un color uniforme, brillante y gocen de buena apariencia en sus hojas (por ambas caras), en sus tallos, frutos y también verifica que no haya pequeños insectos, hormiguillas u otros en las intersecciones de los tallos, en la tierra y en la base de las raíces. Huele la tierra, verificando que no haya malos aromas. En casos de enfermedades, podrás observar manchas blancuzcas o negras (si son hongos), o bien zonas amarillentas, manchas, decoloraciones, hoyos o faltantes en sus hojas jóvenes (por los insectos).

Algunas plagas pueden apreciarse a simple vista en pequeñas colonias que se asientan normalmente en la base de las flores y en las hojas. Pero las colonias de bacterias y otros seres de menor tamaño son más difíciles de observar, y sólo podrás evidenciarlas mediante manchas.

Prevención de plagas

Lo mejor es dar a cada una de tus plantas el ambiente ideal de salud y desarrollo. Verifica que tengan la iluminación, calor y grado de humedad más apropiados para cada especie. En caso de enfermedades, higieniza con la modalidad necesaria (en seco o en húmedo) y aplica la cura correspondiente.

"Para evitar las plagas verifica que tus plantas tengan la iluminación, calor y grado de humedad más apropiados para cada especie."

Recuerda siempre retirar las hojas secas, flores machitas o zonas debilitadas, pues la necrosis atrae las plagas a gran velocidad. Una higiene semanal evitará el asentamiento de suciedades, mientras que las curas con productos preventivos las mantendrán siempre en perfecto estado.

"Para detectar las amenazas, analiza el aspecto de tus plantas verificando que tengan un color uniforme, brillante y gocen de buena apariencia en sus hojas, tallos, frutos, etc."