Cómo hacer Pan de Helado

Cómo preparar pan de helado. Receta para hacer pan de helado. cómo hacer un postre con restos de helado. ingredientes para hacer pan de helado

Aprende a preparar un pan con helado delicioso, con sólo dos ingredientes y para servir tibio o frío.

© Depositphotos.com/powerbee-photo

¿Crees haber leído mal el título de esta nota? ¡Pues no!. Aquí te enseñamos a preparar un postre delicioso aprovechando ese resto de helado que hay en el congelador.

Receta para hacer Pan de Helado

Si te gustaría aprovechar ese resto de postre de anoche en una receta fácil y sabrosa, entonces esta técnica para hacer pan de helado te encantará. Se trata de una hogaza dulce, con la esencia del sabor que quieras usar, y que resulta en una delicia húmeda y consistente a la vez.

¿Qué helado usar?

Elegir el helado correcto es una de las claves del éxito para que este postre sea húmedo y firme. Los de agua, por ejemplo, no suelen ser los más adecuados, pues en el calor de la cocción terminarán por afectar la preparación, impidiendo que se haga firme. Usa casi cualquier tipo de helado de crema. Puede ser con chispas de chocolate, con frutos secos o frutos abrillantados, del sabor que prefieras, e incluso reducidos en grasas. Aprovecha los restos que tengas en el congelador y que no sean suficientes para ser un postre por sí mismo.

"Elegir el helado correcto es una de las claves del éxito para que este postre sea húmedo y firme. Aprovecha los restos que tengas en el congelador y que no sean suficientes para ser un postre por sí mismo."

Te puede interesar: Consejos para Preparar Helado Casero

Pasos para hacer pan con helado

Para obtener una hogaza de pan con helado sólo necesitas dos ingredientes:

  • 2 tazas de helado de base cremosa (recuerda: ¡el que quieras, y que más te guste!)
  • 1 y 1/2 tazas de harina leudante (mira la nota de abajo)

Si no tienes harina leudante, sustituye por harina con levaduras, o también por la común a la que hayas agregado 2 cucharadas de polvo de hornear y 1/2 cucharadita de sal.

También puedes añadir otros sabores y texturas, como semillas tostadas o crudas, chispas de chocolate blanco y negro, granas de colores, frutas abrillantadas, etc. Otra opción es crear un pan de helado relleno, vertiendo la mitad de la preparación en el molde, luego la crema firme que quieras (como mermeladas, dulce de leche u otra) y el resto de la preparación por encima.

Preparación del pan de helado. Receta casera para hacer pan de helado. Postre casero con restos de helado. Cómo preparar pan de helado

Prepara pan con helado de chocolate amargo, y agrega cacao a la preparación: tendrás un postre húmedo y tan sabroso como un brownie.

© Depositphotos.com/mingman

Si el sabor de helado elegido no fuera lo suficientemente dulce, añade a la preparación ½ taza de azúcar o ¼ de taza de miel. Si quieres darle un toque de chocolate, reemplaza una a dos cucharadas de harina por cacao en polvo, del dulce o del amargo, para complementar el sabor del helado que elijas (esta idea va de lujo con helado de menta).

Preparación 

Precalienta el horno a 180°C (unos 350°F) mientras preparas los ingredientes. Pon en un bol grande la harina y con algo de paciencia, intégrala con el helado. Para que sea más fácil, saca el helado del congelador unos 30 minutos antes de preparar la receta, de modo que no esté tan firme pero tampoco derretido a punto líquido.

Cuando esté todo bien integrado, vuelca en un molde engrasado y lleva al horno caliente por unos 40 a 45 minutos, hasta que notes que el pan se ha cocido bien y se ve dorado. Haz la prueba con el palito de madera o con un cuchillo: si los clavas en el pan y al salir se ven limpios y secos, ya estará listo.

"Si el sabor de helado elegido no fuera lo suficientemente dulce, añade a la preparación ½ taza de azúcar o ¼ de taza de miel."

Retira del horno y deja enfriar unos 30 minutos en el molde. Luego desmolda con cuidado, y deja que termine de enfriar sobre una rejilla, y al fin podrás rebanar y disfrutar esta delicia. Así de fácil es esta receta de pan de helado, aprovechando ese restito que quedó en el congelador.