Cómo hacer Galletas Snickerdoodle

Aprende a hacer galletas de canela y azúcar conocidas como snickerdoodle. Son deliciosas, esponjosas y crocantes a la vez. ¡Pruébalas!

Receta de Galletas Snickerdoodle Caseras

Para una mañana de invierno, una tarde de verano en el jardín, picnics o para cualquier ocasión, las galletas snickerdoodle son un éxito asegurado. Estas delicias de azúcar tienen un centro esponjoso y un exterior crocante, puedes hacerlas en el tamaño y color que quieras, y también son geniales para triturar y usar como base para postres o acompañar helados.

Cómo preparar snickerdoodle caseras. Receta de snickerdoodle hechas en casa. Preparación de las galletas snickerdoodle

© Depositphotos.com/asherstobitov

Exterior crocante y centro esponjoso: las galletas snickerdoodle son perfectas.

Aprende los pasos fáciles para preparar galletas snickerdoodle caseras con todo el sabor.

Ingredientes

Para hacer galletas snickerdoodle necesitarás:

  • 1 y ½ tazas de azúcar
  • 1 taza de mantequilla (unos 100 gramos) a temperatura de ambiente
  • 2 huevos
  • 3 tazas de harina común (sin leudante ni levadura)
  • 2 cucharaditas de crémor tártaro
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • ¼ de cucharadita de sal fina, marina si es posible
  • ¼ de taza de azúcar glass (impalpable)
  • 2 cucharaditas de canela molida

Pasos para hacer galletas snickerdoodle

1. Prepara una placa grande y plana para galletas, engrasándola apenas con rocío vegetal o aceite en aerosol

Galletas snickerdoodle caseras. Pasos para hacer snickerdoodle en casa. Cómo preparar galletas snickerdoodle caseras. Galletas de azúcar snickerdoodle

Puedes hacer galletas snickerdoodle en el tamaño que quieras, y también darle color colocando unas gotas de colorante vegetal en la masa.

© Depositphotos.com/vlue

2. En el vaso de la batidora eléctrica haz una crema con la mantequilla y el azúcar, ambos a temperatura de ambiente. Cuando notes que se hace una crema aireada y de color claro, agrega de a uno los huevos (también a temperatura de ambiente, es importante). Una vez bien integrados, incorpora la mezcla de la harina, la sal, el bicarbonato de sodio y luego el crémor tártaro.

3. Cuando alcance la consistencia deseada, toma bolas de la pasta espesa (usa una cuchara para bolas de helado u otro medidor, así no les aportas el calor de tu mano) y hazlas rodas por una mezcla del azúcar impalpable y la canela, cubriéndolas bien. Colócalas en la placa, separadas entre sí al menos 8 centímetros. Lleva a la nevera para enfriar la masa por unos 30 minutos.

4. Precalienta el horno a 205°C (unos 400°F) mientras se refrigera la masa

5. Hornea las placas frías por 8 a 10 minutos, o hasta que veas que las galletas Snickerdoodle se aplanan y comienzan a dorarse apenas.

6. Retira del horno y deja enfriar en la placa antes de retirarlas, para no romperlas.

Reemplazo de ingredientes

Para hacer galletas snickerdoodle usa el tipo de harina, mantequilla y de sal que prefieras y que puedas consumir, según tus condiciones médicas o preferencias. Algunas recomendaciones son:

Para las harinas: De almendras, de arroz, de espelta u otra libre de gluten; no recomendamos usar fécula de maíz pues las galletas quedarían muy secas;

Para el azúcar: Puedes usar miel, Stevia, alcohol de azúcar u otros endulzantes naturales. No recomendamos usar los artificiales, pues no todos sirven para hornear y tienen aportes indeseados para la salud en muchos casos;

Para la materia grasa: Reemplaza la mantequilla por otra de menor tenor graso, por grasa animal o vegetal, o por aceite vegetal neutro de prensado en frío, como el de oliva y el de coco (el prensado por expeller no aportará sabor a esta fruta). No recomendamos usar margarina ni aceite vegetal hidrogenado, con malos aportes para la salud.

"Para hacer galletas snickerdoodle usa el tipo de harina, mantequilla y de sal que prefieras y que puedas consumir, según tus condiciones médicas o preferencias."

Lo que no deberías reemplazar es el crémor tártaro. Este es un subproducto que se obtiene durante la elaboración del vino, y es el responsable del centro esponjoso de estas delicias. También se lo utiliza para estabilizar las claras de huevo en las preparaciones y activa el bicarbonato de sodio. De hecho, la mezcla de ambas es lo que forma el polvo de hornear: una cucharadita de éste puede reemplazarse por ½ cucharadita de crémor tártaro y ¼ de cucharadita de bicarbonato de sodio. Sin embargo, te recomendamos usar el bicarbonato y el crémor tártaro según dicta la receta tradicional, para preparar galletas snickerdoodle como las de las abuelas.

"Estas galletas de azúcar tienen un centro esponjoso y un exterior crocante, puedes hacerlas en el tamaño y color que quieras, y también son geniales para triturar y usar como base para postres ."