Cómo elegir, pelar y conservar las avellanas

Las avellanas enriquecen platos como tortas, panes y demás, con su sabor y aroma, aportando también toda la energía que las caracteriza.

Consejos para elegir avellanas

Las avellanas aportan calcio, beneficioso para nuestros huesos y que ayudan a reducir el colesterol por su contenido en ácido oléico. Cuando compramos las avellanas debemos elegir las que estén bien frescas, ya que se ponen rancias rápidamente. Lo ideal, para lograr una mayor frescura de las mismas, es comprarlas sueltas y probar alguna antes de llevarlas.

Con las avellanas se pueden elaboran turrones, licores, tartas, pasteles, etc. En muchos de estos casos para utilizarlas debemos retirar las piel de las avellanas, en esta caso te mostramos una sencilla técnica para quitar la piel de las avellanas.

Presiona aquí para escuchar esta nota o continúa leyendo...

Cómo pelar y conservar las avellanas

  • Coloque las avellanas sobre una placa y llévelas a horno fuerte durante unos 5 minutos.
  • Retire, coloque las avellanas sobre un repasador y frótelas hasta que la piel se desprenda por completo.
  • Estarán listas para ser usadas en su receta.

Nota: Para conservar las avellanas en perfectas condiciones las debemos guardar en lugares frescos, secos y ventilados.

Cómo pelar y conservar las avellanas

  • Coloque las avellanas sobre una placa y llévelas a horno fuerte durante unos 5 minutos.
  • Retire, coloque las avellanas sobre un repasador y frótelas hasta que la piel se desprenda por completo.
  • Estarán listas para ser usadas en su receta.

Nota: Para conservar las avellanas en perfectas condiciones las debemos guardar en lugares frescos, secos y ventilados.

Cómo elegir, pelar y conservar las avellanas
Artículos similares en comohacerpara

Gracias por leer Cómo elegir, pelar y conservar las avellanas, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días.

Comparte

Tú opinión

Esta nota te fue útil?

Anterior:
Cómo pelar pistachos
Siguiente:
Cómo potenciar el sabor de los condimentos en un guiso
Seguir