Cómo comer con las manos

Cómo comer con las manos

Cómo comer con las manos

Algunos platos nos dan la libertad de sentirnos niños y obviar el uso de cubiertos. Te contamos la manera correcta de comer con las manos y con qué alimentos podemos ponerlo en práctica.

Protocolo al comer

Comer con las manos, en lugar de usar cubiertos, no es sólo un lujo que pueden darse los más pequeños, de manera casi lúdica. Hay platillos y alimentos que no sólo se pueden, sino que se deben comer con las manos. Sin embargo, no se trata de tener total libertad, se mantiene un decoro, mediante un conjunto de etiquetas protocolares para la alimentación con las manos.

Consejos para comer con las manos

  • Lo primero a tener en cuenta al momento de comer con las manos, es la higiene. Ya que los dedos están siendo usados como cubiertos, se deben higienizar antes de comer, durante, y nuevamente al final de la comida. Para ello, se puede colocar en la mesa, junto al sitio de cada comensal, un cuenco con agua tibia y una rodaja de limón, acompañado de una servilleta de tela o de un paño, seco o apenas húmedo.
  • La manera apropiada de comer con las manos es hacerlo utilizando las yemas o puntas de los dedos pulgar, índice y mayor, escondiendo el anular y el meñique hacia la palma, que debe permanecer limpia a todo momento. Hay platillos que utilizan los dedos y alguna herramienta, como los caracoles, sin que ello sea mal visto hasta en las mesas más exclusivas.
  • Los alimentos que se pueden comer con las manos incluyen el pan y los panificados (galletas, grisines). Al momento del tentempié, algunos embutidos y fiambres pueden ser tomados con las manos. También los canapés, colocando una servilleta pequeña en la otra mano para usar a modo de plato.
  • También algunos vegetales se comen con las manos, como los espárragos y las alcachofas (alcauciles). Las carnes blancas y rojas han de ser comidas con cubiertos, salvo excepciones, como chuletas o patitas con hueso recubierto de papel, que indican que estas pueden ser tomadas sin cuchillo y tenedor.
  • En lo que respecta a los frutos de mar, algunos se comen con las manos, y otros con utensilios o cubiertos. Por ejemplo, los moluscos con cáscara (como las almejas, los mejillones y las ostras), pueden ser comidos tomándolos con las manos y deslizándolos hacia la boca. Sin embargo, el protocolo indica que deben ser tomados de su concha con un tenedor pequeño. En cualquier caso, evita sorber o usar tus dientes o tu lengua como utensilio.
  • Las gambas, los langostinos y algunos otros similares pueden ser tomados en las manos, en especial cuando se los presenta libres de acompañamientos, como entrada o en ensaladas o copas. La langosta debe comerse con la ayuda de las manos (en especial para dividir el cascarón y las pinzas), pero también de los utensilios indicados.
  • Finalmente, las frutas frescas pueden ser comidas con las manos, mientras que los postres o las frutas servidas en almíbar, en jugo, en alcohol o en cremas y salsas han de ser ingeridas con cubiertos.