Cómo armar una mesa de té especial

Las reuniones con amigas son inigualables y especiales de por sí, pero podemos hacerlas aún mas atractivas creando una novedosa mesa de té, que hará sentir a cada invitada como una reina de Inglaterra.

50% de votos positivos

Cómo armar una mesa de té especial

© Depositphotos.com/belchonock

La hora del té

Las reuniones de mujeres tienen algo especial. Todas hablamos al mismo tiempo, reímos, nos confesamos, nos aconsejamos, y compartimos la magia de ser amigas, colegas, madres e hijas. Y claro, en cada reunión femenina, siempre habrá bocadillos, delicias, y numerosas tazas de té.

Ideas para armar una mesa de té

  • Para agasajar a tus amigas, prepara una bella mesa de té con tazas en juego, platos, algunos pinchos y servilletas. Disponer a lo largo de la mesa platillos deliciosos, dulces y salados, y arreglar con un bello centro floral, que inunde el aire con su perfume. Y luego, recibe a tus amigas con el agua caliente, y lista para convidar un delicioso té. Pero no se tratará de uno cualquiera, sino de un té personalizado para cada invitada.
  • Para hacerlo, consigue un rico té en hebras. Una opción es conseguir algunos puñados de té negro, té rojo, té verde, y té del tipo que prefieras. Coloca estas hebras en bellos recipientes, en una mesa auxiliar. Junto a las hebras, coloca pequeños platos con cáscaras secas, cortada en tozos pequeños o trituradas, de naranjas, limones y pomelos, por separado.
  • También coloca chips de fruta desecadas, como fresas, bananas o las que prefieras. Dependiendo del gusto de tus invitadas, también puedes colocar algunas semillas aromáticas, chauchas de canela, y hasta estrellas de anís o vainas de vainilla fresca.
  • En un último contenedor, de gran capacidad, coloca las bolsitas en las que cada invitada podrá elaborar su propio sabor de té. Esto será original y entretenido, y permitirá crear en cada taza una combinación diferente, al gusto de cada comensal.
  • Para hacer estas bolsas, crea círculos o pequeñas bolsitas de tela de organza, de gasa, o una tela liviana, blanca, y delgada. Corta círculos y practica un hilván por el reborde, dejando un excedente de hilo. Utiliza un hilo grueso o un hilo de crochet, para que sea más llamativo y sencillo de asir. Une ambos extremos del hilo, no sin antes colocar un pequeño cartel con la fecha del evento o con un dibujo especial, para también facilitar su manipulación. Al tirar del hilo, la bolsita se cerrará, atrapando con firmeza las hebras de té y los saborizantes elegidos.
  • También puedes crear algunas bolsitas de té especiales, con formas de círculos o de corazones, con mezclas previamente elaboradas o con hebras solas, sin otros aditamentos. Esto será muy práctico para quienes deseen beber té solo, y también será un souvenir ideal que cada invitada pueda llevar consigo, y seguir disfrutando de la reunión aún cuando ya haya regresado a su casa.
  • Ya confeccionadas las bolsitas y dispuesta la mesa principal y la mesa auxiliar, sólo resta degustar de las mezclas, en una amena charla, y en un encuentro con la energía que sólo las reuniones entre amigas y entre mujeres pueden convidar.

Escrito por: Eugenia