Cómo alimentar a perros ancianos

Ya no corren como antes y prefieren echarse bajo la sombra en lugar de ir a buscar la pelota. Los perros ancianos cambian su comportamiento, como también debe cambiar su alimentación.

100% de votos positivos

Cómo alimentar a perros ancianos

© Depositphotos.com/belchonock

Consejos de alimentación para perros viejos

El tiempo deja las marcas de su paso en todos nosotros. Cuando antes veíamos la pantalla claramente, hoy necesitamos gafas; cuando antes comíamos lo que fuera y a cualquier hora, hoy dejamos de lado platos y preferimos sólo un caldo para la cena. Y eso mismo que sucede con nosotros puede acontecer en nuestro perro. Por eso, adecuar sus cuidados y su alimentación es imperativo, para que los años dorados de tu can sean bien vividos.

¿A qué edad un perro se vuelve viejo?

Cada raza tiene su propio comportamiento y características en lo que respecta a la edad adulta. Hay razas que la alcanzan recién a los tres años, mientras que otras lo hacen a partir de los 12 meses.

Lo mismo sucede con la vejez: en reglas generales, se considera a un perro "de la tercera edad" a partir de los 7 años de vida, pero tú lo sabrás mejor que cualquier regla, simplemente analizando sus comportamientos y conociendo a tu amigo como lo conoces.

Claves para alimentar a un perro viejo

Durante la madurez de tu perro, su alimentación debe acompañar los cambios físicos y comportamiento. Procura darle dos raciones diarias en la cantidad recomendada según su tamaño corporal y su peso, con un menor aporte de grasas y calorías para evitar el sobrepeso y, por ende, los problemas en huesos y articulaciones.

También debes aumentar el aporte de proteínas y de fibras, para facilitar un mejor funcionamiento orgánico general, y agregar vitaminas y antioxidantes que ayuden a retardar los efectos del envejecimiento celular, lo que además colaborará en embellecer su pelaje y mejorar sus ánimos y energías.

¿Qué alimento darle a un perro anciano?

  • En el mercado podrás encontrar alimentos balanceados (también conocidos como piensos) específicamente diseñados para perros ancianos o maduros, incluso distinguidos según su raza y tamaño corporal. Estos alimentos pueden ser servidos en seco o hidratados en agua y en caldo, para una más fácil ingesta.
  • También puedes complementar el alimento balanceado (siempre Premium) con comidas preparadas en casa, bajas en sodio y en sal, sin grasas ni carbohidratos necesarios, y completas con proteínas y vitaminas. Las sopas de carnes magras y vegetales son ideales para esta edad canina.
  • No quites del todo las grasas en la alimentación del perro anciano, pues lo ayudarán a lubricar sus articulaciones y a cuidar de su pelaje, que tiende a secarse. Una buena solución es agregar una a dos cucharadas de aceite mezcla o de girasol en su alimento casero, aunque la mejor solución es el balanceado seco para perros adultos hidratado con caldos de bajo contenido en sodio.
  • Durante el verano, asegura una bebida fresca siempre a disposición, incluso puedes hidratar su alimento con agua fría para refrescarlo y renovar sus energías.
  • Finalmente, es indispensable que el perro maduro tenga un suficiente aporte de vitaminas, en especial las del grupo C que colabora a prevenir el desgaste de células cerebrales y a mantener alto su buen humor.

Escrito por: Eugenia