Hogar
Cómo ahorrar en el uso del sistema de calefacción central

Cómo ahorrar en el uso del sistema de calefacción central

Presiona aquí para escuchar esta nota o continúa leyendo...

Durante el invierno, la calefacción implica un gasto alto o bajo, dependiendo de cuánta atención le prestemos al asunto. Aquí algunos consejos para ahorrar con el sistema de calefacción central.

0% me gusta (3 votos) 14/03/11 por Eugenia

Ahorrar en el uso de la calefacción central

La calefacción central, cuando se trata de un sistema actualizado y con buen mantenimiento, nos permite ahorrar virtualmente una fortuna a largo plazo, siempre y cuando sepamos llevarlo en su funcionamiento. Veamos algunos consejos para el ahorro en el uso de la calefacción, para prevenir gastos innecesarios o excesivos.

Consejos para ahorrar con el sistema de calefacción central

Sistema en buenas condiciones. Ya sea que se trate de calefacción eléctrica o a gas (o combustible), debemos mantener el sistema siempre en buenas condiciones. Realiza las tareas de mantenimiento anual, semestral y mensual, para prevenir deterioros en la estructura y evitar accidentes. Recuerda que los reemplazos y las refacciones en estos sistemas suelen ser muy costosas, por lo tanto, no hay nada como una revisión periódica y un buen mantenimiento profesional, para no incurrir en gastos que pueden evitarse.

"Ya sea que se trate de calefacción eléctrica o a gas (o combustible), debemos mantener el sistema siempre en buenas condiciones."

Mantén tu sistema de calefacción actualizado, reemplazando las calderas con más de 15 años de antigüedad, para que su consumo de recursos sea siempre el más adecuado. No escatimes en el material y en las piezas, pues los componentes de mala calidad terminarán por hacerte incurrir en mayores gastos en poco tiempo. En lo posible, adquiere calderas reguladas o moduladas, para adaptar el uso a lo largo del año y evitar consumos sobredimensionados en épocas de media estación.

Limpieza. La limpieza y el mantenimiento de la calefacción central son esenciales. Un mal tiraje en la chimenea y en los conductos sólo te llevará a un consumo de recursos excesivo, y a un funcionamiento forzado del sistema. Coloca aislante término en las tuberías y chimeneas, para efectivizar la generación y emisión de calor por el interior del hogar, evitando que el calor se disperse por la estructura. Mantener las tuberías y las chimeneas aseadas te permitirá ahorrar muy fácilmente.

Calderas. En las calderas de gas, el gas natural de la red estatal es el más adecuado, pues se evita la falta de suministro y posee muy buena calidad. Si tienes caldera a gas envasado, procura reemplazar el sistema para el suministro de gas natural. En casos de calderas eléctricas, bien vale la pena invertir en un sistema de paneles solares. Será un gasto pronunciado en su instalación, pero la amortización de esta suma se efectuará en sólo una temporada, ahorrando un enorme gasto de electricidad y, al mismo tiempo, mejorando nuestro entorno.

Llaves de corte manual. En donde fuera posible, coloca llaves de corte manual en los radiadores de las diferentes habitaciones y estancias. Esto te permitirá mantener calientes los ambientes ocupados, efectivizando la emisión de calor y minimizando el uso.

"Recuerda que el ahorro del sistema de calefacción centralizada también incluye la refacción o acondicionamiento de las estructuras del hogar."

Recuerda que el ahorro del sistema de calefacción centralizada también incluye la refacción o acondicionamiento de las estructuras del hogar. Coloca aislaciones vegetales o de cualquier tipo en exteriores e interiores, aísla las ventanas y puertas, y procura optimizar la calefacción del hogar con medidas sencillas, como ya hemos aprendido aquí en CómoHacerPara.

Cómo ahorrar en calefacción

Reducir el gasto en calefacción

Cuando el frío del invierno empieza a molestar, incluso dentro de casa, inmediatamente buscamos una solución para evitar que esto suceda. Lo más común, es que prendamos la estufa, o nos pongamos un buzo más. Aquí te ofrecemos una guía sencilla de cómo se puede ahorrar en calefacción, tratando de que las estufas y aires acondicionados se usen lo menos posible y así ahorrar en calefacción.

Te gusta esta nota?