Usos poco conocidos de la mantequilla

Trucos para aprovechar la mantequilla de otra manera

La manteca o mantequilla es uno de los ingredientes infaltables en nuestras cocinas. Pero no sólo debemos quedarnos con su uso convencional: hay muchas aplicaciones que puedes dar a este ingrediente, convirtiéndolo en un aliado para muchísimas tareas del hogar.

Usos de la mantequilla en la salud y belleza

La mantequilla es cosa de creer o reventar en lo que respecta a la salud y el bienestar. Si te golpeas accidentalmente, aplica de inmediato un poco de mantequilla en la zona, frotando suavemente un minuto. Verás que no te queda moretón ni marcas del golpe, como por arte de magia.

Si tu cabello es seco y quieres hidratarlo o darle brillo, aplica un poco de manteca y deja actuar toda la noche. Al día siguiente, pon un poco de calor con la secadora de cabellos y, si prefieres, lávalo como de costumbre.

Si tienes malos olores en la piel por haber manipulado pescados, savia de árboles u otras sustancias, frota tus manos o tu piel con mantequilla, aplicando el calor de tu cuerpo. Luego, lava y enjuaga con jabón y agua tibia, para hacer desaparecer el mal olor y dejar tus manos humectadas y suaves.

Otros usos de la mantequilla en la cocina

En la cocina podemos usar mantequilla para más que untar pan y evitar que los ingredientes se peguen a las ollas. Por ejemplo, usala para frotar la zona cortada del queso y evitar que se llene de hongos y moho, antes de volver a guardar en la nevera.

Si has pelado demasiadas cebollas y no quieres que se afeen, o si ya la has cortado por la mitad y no vas a utilizarla, frota la cebolla con mantequilla, envuelve en papel aluminio de cocina, y coloca en el refrigerador para mantenerla en buen estado.

Para cortar esos alimentos algo pegajosos, como el queso o las frutas carnosas, humecta el cuchillo en mantequilla antes de cortar: se deslizará como si estuvieses cortando quesos duros. Y si vas a hervir agua para cocinar pastas, agrega unas cucharadas de este lácteo al agua conforme se calienta, para evitar que rebalse al entrar en ebullición.

Usos de la mantequilla en las tareas del hogar

La manteca te ayudará en diversas tareas del hogar. Por ejemplo, puedes facilitar el trabajo de colocar o quitar tornillos de laderas duras, frotando con mantequilla la rosca del tornillo. Lo mismo puede aplicarse a clavos u otros elementos.

La mantequilla sirve también como humectante de metales, para facilitar el movimiento de bisagras y otros elementos similares. Prueba con colocar un poco de este lubricante natural en la guía o la bisagra, y notarás que será mas simple abrir cajones trabados, puertas y ventanas deslizantes.

Si deseas leer más artículos similares a Usos poco conocidos de la mantequilla, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social