Rediseñando el presupuesto tras una mudanza

Casa nueva, presupuesto nuevo

Las mudanzas a otra ciudad o un nuevo hogar son la oportunidad perfecta para volver a establecer nuestro presupuesto.

Esta será una manera de volver a analizar nuestras vidas. Tendremos nuevos valores en lo que respecta a gastos indispensables, de vivienda, de escolaridad, incluso de alimentación y transporte.

Además, una mudanza conlleva generalmente algunos otros cambios, mayores sueldos, distancias, o cambios de todo tipo.

Así, al comenzar a planificar desde cero nuestro presupuesto podremos aprovechar para evaluar nuestra vida, reasignando el orden de prioridades y determinando cuáles son nuestros nuevos gastos indispensables, cuáles son los importantes, y cuáles los anexos en esta nueva etapa.

Gastos asociados a la mudanza

Al mudarte a una nueva casa recuerda que tendrás gastos no previstos en tu presupuesto general. Este es otro buen motivo por el cual puedes hacer una cuenta nueva con tu presupuesto, partiendo de tu estado financiero real posterior a estos imprevistos.

Recuerda que al mudarte, si alquilas o rentas, tendrás gastos de depósitos y otros asociados. Se incluye en esta lista los costos de reparaciones y mantenimiento de otras residencias, lo que también puede conllevar gastos de contratación de servicios profesionales, alta en los servicios residenciales, etc.

Gastos de decoración

Aunque tengas todo tipo de objetos, es probable que incurras en gastos de nuevos mobiliarios y decoraciones, como cortinas, tapicerías y demás. También ten en cuenta los costos de mudanza y traslado de tus bienes. El alquiler de camiones de carga es una opción conveniente para ahorrar, y este es un caso en el que podemos pedirle ayuda a amigos con vehículos de gran tamaño.

El seguro y otros servicios

Una nueva residencia requiere de un nuevo contrato de seguros, ya sean residenciales u otros. También se incluyen aquí los sistemas de alarmas. Averigua cuanto antes para poder elegir la opción más conveniente.

Todas estas planificaciones tomarán buen tiempo. Pero si comienzas a averiguar, contratar y pactar cuanto antes, tendrás no sólo mejores opciones en cuanto a los precios, sino también mayor disponibilidad en cuanto a los tiempos.

No esperes a estar ya instalado en tu nueva residencia para solicitar líneas telefónicas, conexión a Internet o a televisión de pago, ni tampoco a pedir el alta de servicios de gas natural, electricidad u otros.

La prevención y la anticipación son tus dos grandes aliados para que tu traslado al nuevo hogar sea amigo de tu plan presupuestario.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Tips para rediseñar un nuevo presupuesto luego de una mudanza, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social