Cómo Secar Rosas

Métodos para Secar Rosas

El bouquet de una novia, las flores que recibiste en tu aniversario, la rosa que te regaló tu hijo sólo porque sí... todas ellas se pueden  conservar por muchísimos años. En esta nota, veremos las diversas formas de secar rosas, para que pongas en práctica cuanto antes.

Secar rosas al aire libre

Es el sistema más simple de secado de rosas. En una habitación ventilada y sin luz directa del sol, de clima seco, coloca una soga o hilado natural como si fueses a tender la ropa. Prepara las flores, retirando sus espinas y las hojas que no quieras conservar, y cuélgalas boca abajo, asiéndolas con hilos o con ganchos de la ropa. Déjalas allí, sin mover, por no menos de 8 a 10 días, y manteniéndolas separadas entre sí. Luego retíralas, y rocíalas con dos capas de barniz en aerosol para darles brillo y fijar todos sus pétalos.

Secar rosas en agua

Aunque suene paradójico, se puede secar flores con agua. Prepara un frasco grande y de boca ancha, colocando cinta adhesiva en la boca para ayudar a mantener las rosas bien erguidas. Vierte unos 5 cm de agua común, y coloca los tallos de las rosas allí dentro. Conforme el agua se evapore las rosas se irán deshidratando y secando, manteniéndose erguidas por la ayuda de las cintas. Una vez evaporado el líquido, deja secar las flores completamente unos tres días más, y protege con barniz en aerosol o con laca para el cabello.

Secar rosas con productos

En el mercado hay diversos productos secantes para rosas y otras flores, siendo el principal el gel de sílice. Se vende en cristales que absorben el líquido de las rosas y luego pueden secarse y reutilizarse.

Para usar estos productos, coloca la flor en un contenedor adecuado, agrega el gel y sigue las especificaciones del envase, pues cada elaborador hace fórmulas diferentes. En uno o dos días las rosas estarán secas y conservarán su color natural.

Secar rosas con arena

Este es un método bastante sencillo aunque lento, que consiste en colocar las rosas boca arriba en un cajón con arena, cubriéndolas completamente. Se deja el cajón al sol entre una y tres semanas, para lograr rosas secas que conservan su color y aroma, aunque pierden toda humedad.

Secar rosas en microondas

Este método puede utilizarse en conjunto con geles secantes, o al natural, siendo el primero adecuado para rosas abiertas y el segundo para botones y rosas cerradas.

Coloca las flores con tallos cortos sobre un papel secante en la bandeja aireadora y haz funcionar el artefacto 3 a 5 minutos. Deja reposar por 10 minutos antes de corroborar el nivel de secado, y repite en intervalos de calor de uno a dos minutos, si fuera necesario.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Secar Rosas, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?
18 valoraciones.
El 94% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social