Cómo Reutilizar un Planchador Viejo

Cómo Aprovechar un Viejo Planchador

El planchador es casi imprescindible para esta tediosa tarea hogareña. Se trata de una tabla que facilita el planchado, regulándose en altura y creando una superficie angosta y firme que permite el paso sencillo de la plancha caliente.

Pero luego de algún tiempo de uso puede perder su encanto o practicidad, e incluso quedar desplazado por algún nuevo modelo que hayamos adquirido. Es buen momento de convertirlo en otro elemento funcional, como los que veremos en esta nota.

Mesa de picar hecha con un viejo planchador

La madera que conforma la superficie de la tabla de planchar es firme, resistente, y muy adecuada para utilizar en la cocina. Retira la superficie acolchada y entelada que conforma el planchador en sí, conservando sólo la tabla y la estructura de las patas.

Debes lavarla bien con bicarbonato de sodio y zumo de limón, fregando con un cepillo pequeño, y luego humectar con unas cuatro capas de grasa o aceite de cocina, dejando secar entre una y otra aplicación no menos de dos horas, para permitir una correcta  hidratación de las fibras de la madera.

También puedes complementar esta superficie con otra tabla, ya preparada para el uso gastronómico. Si tienes una tienda artesanal en tu ciudad, o conoces un ebanista de confianza, dale las medidas para que te prepare una superficie de picar, con canaletas para evitar derrames, y una zona donde puedas reposar el cuchillo, conservar tus ingredientes, colocar el libro de cocina o lo que prefieras. Así, tendrás tu propia isla de picar hecha con el viejo planchador, y montarla sólo en cuanto lo necesites.

Viejo planchador como bargueño

La firme estructura de una vieja tabla de planchar puede ser convertida en un bargueño especial para la sala. Abre su estructura y fíjala con tornillos o topes, para que ya no se vuelva a cerrar (a menos que los retires). Coloca una tabla o tapa firme, en el diseño que prefieras, para preparar allí tus tragos y bebidas.

En la zona lateral, donde está la rejilla de apoyo de la plancha, abre la reja para que permita colgar copas boca abajo, asidas de sus pies. Otra idea es aprovechar la zona para reposar la cubitera o la hielera, y hasta adosarle un balde para enfriar bebidas.

Entre las patas, ubica simples estantes, cortándolos a medida y fijándolos con tornillos (para ello, simplemente perfora las patas huecas y atraviesa tornillos con sus tuercas) para conservar todos los implementos necesarios en el bar. También puedes poner correderas o rieles por el lado inferior de la tapa, para crear allí un cajón de guarda y proteger a los utensilios del polvillo.

Un viejo planchador como mesa auxiliar

Con la misma técnica puedes crear una singular mesa auxiliar, aunque sin fijar la estructura, para que se pueda guardar en cualquier rincón con mayor facilidad, y disponer de ella cuando lo necesites, en cualquier momento y lugar. Será una superficie de apoyo auxiliar ideal para tus eventos en el interior y al aire libre, aprovechando un viejo planchador que de otra manera quedaría en desuso.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Reutilizar un Viejo Planchador, te sugerimos que visites nuestra sección Muebles.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 33% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social