Restaurar muebles usados para dejarlos como nuevos

Los muebles usados pueden pasar por nuevos si tan sólo sabemos restaurarlos, mantenerlos, y darles la vida que le daríamos a una pieza de mobiliario reluciente.

Muebles usados como nuevos

El arte de restaurar muebles para ahorrar

Los muebles usados puedes ser adquiridos en ese estado o ser aquellos que dejamos en guarda, fuera de uso, debido a diversos motivos. Quizás estén algo desvencijados y deteriorados, o quizás simplemente hayan pasado de moda. Es allí cuando debes ponerte creativo y darles nuevos aires.

Restaurar muebles usados para dejarlos como nuevos
Cuando quieras comprar muebles usados, asegúrate de acudir a tiendas especializadas

Cómo comprar muebles usados

Si vas a comprar muebles usados, revisa que esté en buen estado estructural. Los rellenos, los tapizados y los acabados pueden restaurarse, en cambio, las fallas estructurales serán algo más complicadas de reparar. Revísalos antes y observa que estén firmes y estables, para darles la restauración adecuada.

Cuando quieras comprar muebles usados, asegúrate de acudir a tiendas especializadas, como anticuarios o tiendas del usado. Esto te dará una mayor seguridad de que se trate de piezas con buena estructura. Si vas a realizar compras por internet, hazlo en portales de tiendas reales, especializados en el intercambio o compra-venta de usados.

Restaurando muebles usados

Para retapizar o restaurar muebles, comienza por “lavarlos”. Ello se refiere a retirar sus rellenos, tapizados, decoraciones, y dar un buen lijado a toda su estructura. Aplica un producto protector para maderas, que hidrate las fibras y elimine cualquier peligro potencial. Luego, píntalo o dale el acabado decorativo elegido, incluyendo la elección de telas de tapicería y de decoraciones adecuadas para el nuevo uso, la nueva ubicación, o el nuevo estilo que quieras darle a la pieza.

Cumplida la tarea, podrás lucir el mueble restaurado como si fuera nuevo, o también venderlo en mercados barriales o tiendas de artículos usados. En algunas de ellas, incluso, aceptarán tus muebles viejos sin restaurar a modo de pago, para obtener así descuentos por piezas para restaurar.

"Los rellenos, los tapizados y los acabados pueden restaurarse, en cambio, las fallas estructurales serán más complicadas de reparar."

Al restaurar piezas de mobiliario, elige el nuevo estilo a crear. Recuerda que puedes conservar el estilo original reemplazando sus piezas de telas por otros en mejor estado, para conservar su temática, o bien dar hasta toques modernos (mediante materiales llamativos, colores y decoraciones). Todo dependerá de tus posibilidades, disposición, y de la decoración general del hogar.

"Para retapizar o restaurar muebles, comienza por “lavarlos”. Ello se refiere a retirar sus rellenos y dar un buen lijado a toda su estructura."