Cómo Reproducir Aloe Vera

Cómo Plantar y Cuidar el Aloe Vera

Seguro que ya conoces todas sus geniales propiedades y beneficios para la salud, la belleza y hasta la decoración, pero para poder usar sus hojas y jugos libremente, necesitas también aprender cómo reproducir Aloe Vera y tener así siempre ejemplares nuevos en tu hogar. En esta nota veremos la manera más fácil de hacerlo, y también algunas recomendaciones sobre su mejor cuidado y mantenimiento.

Reproducción por semilla

La planta de Aloe Vera produce unos largos tallos de cuyos extremos brotan coloridas flores tubulares. Ya maduras, se abren y atraen a los polinizadores (abejas y otros insectos, y también algunos pájaros), que permiten la fertilización de las flores, aunque también –por su forma tubular- tienen la capacidad de fertilizarse a sí mismas.

Cuidados del aloe vera. Cómo reproducir aloe vera con semillas. Reproducir y sembrar aloe vera.

© Depositphotos.com/dpp2012

Imagen 1. Para plantar Aloe Vera, prepara un tiesto espacioso o un sitio de tierra con buen drenaje y con reparo para las heladas.

Ya fertilizadas las flores, estos tubos comienzan a secarse hasta abrirse por la mitad y liberar las semillas listas para propagarse. En este punto puedes recolectarlas y dejarlas secar, o sembrarlas sin más en tierra nutrida, bien drenada, y en un sitio cálido.

Cómo reproducir Aloe Vera por hijuelos

Otro método de reproducción del Aloe Vera es el denominado de “propagación vegetativa”. La planta libera nuevos brotes desde su tallo, que pueden ser tomados (cortando las raíces, también) y trasplantado. Para ello, necesitas primero preparar el tiesto o la tierra donde vayas a colocarla, con suelo de buen drenaje y puesta en un sitio que la proteja de las heladas, si fuera en el piso. Una vez listo, identifica el rizoma (tallo subterráneo) y el brote que vayas a separar, e intenta liberarlo moviendo las hojas más grandes a su alrededor.

Desinfecta las herramientas que vayas a usar para plantar Aloe Vera, de modo de evitar infecciones y enfermedades en la planta. Comienza por tomar en mata el brote, con todo y sus hojas, para que no se desarme. Utiliza una pala plana plástica, preferentemente, o un cortador metálico para separar el nuevo brote y también sus raíces de las del resto de la planta y, sin dejar que tomen aire, colócalos en la nueva tierra. Cubre rápidamente con más sustrato nutrido, y riega sólo lo suficiente para compactar la tierra, mientras la presionas con las manos.

Si el brote hubiera sufrido heridas de corte al separarla, es conveniente eliminar la hoja o dejarla cicatrizar (con las raíces en tierra) antes de trasplantar, evitando así que el nuevo brote enferme.

Cuidados del Aloe Vera

Recuerda que esta planta necesita de buen sol, clima cálido y más bien seco. Es mejor reproducir el Aloe Vera a principios de la primavera y en un momento en el que no reciba sol directo (a primera hora de la mañana o ya pasado el atardecer), y controlar la humedad de la tierra, en especial en las primeras dos semanas de la propagación, para asegurar su subsistencia.
En muchas ocasiones el brote trasplantado se torna de color marrón o gris, pero eso no indica necesariamente la muerte de la planta: controla su luz y riego, y espera unas semanas más para que vuelva a ponerse de su característico color verde.

Sólo necesitas tener algo de paciencia y asegurarte de no herir o airear demasiado el rizoma. Utiliza tierra de buena calidad, nutrida y con buen drenaje, y un tiesto grande o suficiente tierra en suelo, pues las raíces de esta planta son poco profundas y de despliegue horizontal. Así, sabrás cómo plantar y reproducir Aloe Vera con todo éxito, y así disfrutar de todos sus beneficios para tu salud, belleza y bienestar.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Reproducir Aloe Vera, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social