Cómo reparar un paraguas

Guía para arreglar un paraguas

Suele ocurrir que después de un viento fuerte o algún tipo de movimiento no deseado, nuestro paraguas acaba roto e inservible. Si bien el costo de estos elementos es muy bajo, da mucha pena andar comprando todo el tiempo nuevos paraguas, por lo que hoy veremos cómo arreglar la varilla que se ha estropeado. Eso sí, teniendo en cuenta que los paraguas son económicos, la reparación será fundamentalmente por motivos de urgencia o por tener un valor sentimental.

Para reparar la varilla de nuestro paraguas, necesitaremos un trozo de alambre, unos alicates, un destornillador, un poco de hilo y pegamento (recomendable utilizarlo de cianocrilato)

Cómo arreglar la varilla del paraguas

Si es posible, abriremos la varilla rota (en el caso de que sea hueca) y colocaremos un trozo de alambre resistente en su interior. Aplicamos un poco de pegamento y cerramos de nuevo la varilla. Si lo precisamos, podemos rodear la zona con un poco de hilo para que quede más resistente.

Si la rotura se produce en una zona cercana a las uniones, en este caso no podremos introducir el alambre, por lo que tendremos que cortar el trozo de varilla. Para quitar la parte de la unión con la otra varilla no tendremos más que ayudarnos con un cúter o alguna herramienta similar.

Una vez eliminado este trozo, tendremos que poner otro de forma que sustituya a la sección dañada de la varilla.

Para ello, tomamos un trozo de alambre y lo trenzamos para darle una mayor resistencia. Es importante que el extremo quede con una abertura. Es decir, a la hora de enrollar el alambre, introducimos un clavo o destornillador de forma que al realizar los giros, quede el extremo abierto en forma de aro.

Introducimos el alambre con el aro hacia fuera y dentro de la varilla que todavía queda en el paraguas. Aumentamos la resistencia y fijación mediante pegamento. Ahora cerramos la varilla del todo ayudándonos con los alicates, y aseguramos la zona con un poco de hilo en caso de ser necesario.

Por último, no tendremos más que colocar el alambre unido a la otra varilla mediante la unión y ya tendremos totalmente reparado nuestro paraguas.
Si lo hacemos con delicadeza conseguiremos un acabado no sólo funcional, sino que también pasará desapercibido. Podremos abrir y cerrar de forma totalmente normal y sin peligro de que se suelte.

A partir de ahora, si se nos vuelve a romper el paraguas, seguro que no será en esa zona.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo reparar un paraguas, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
19 valoraciones.
El 47% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social