6 Recetas de Sangría con Frutas Frescas

6 Recetas de Sangría

Con frío, con calor, de día y de noche: toda ocasión es buena para disfrutar de estas sabrosas recetas de sangría. Toma nota de estas  6 opciones con un toque de alcohol y toda la frescura de las frutas de estación.

Claves para hacer sangría casera

Antes de ver las recetas, recordemos algunos consejos básicos para asegurar que tu sangría sea deliciosa y tenga la textura adecuada, sin depósitos ni desequilibrios entre los sabores.

  • Tradicionalmente, las sangrías se elaboran con vinos tintos, aunque también pueden prepararse con vino blanco y cava, siempre que sean de buena calidad.
  • Para darle el toque de oro, agrega al final una copita de coñac, de brandy o de jerez. No agregues este ingrediente a las recetas de esta nota, pues depende de tu gusto.
  • Equilibra las frutas, frescas y congeladas, agregando siempre alguna que conserve su textura, como el melocotón, las manzanas, cerezas, fresas o también bayas. Las más blandas podrían romperse y hasta desintegrarse.
  • Lo ideal es que sean frutas frescas, pero también puedes usar las envasadas y hasta congeladas.
  • Siempre macera la fruta con azúcar y/o jugos, al menos por 2 horas y dentro del refrigerador, antes de terminar de preparar la sangría, para que liberen sus líquidos y se aumente su sabor.
  • Para evitar que el azúcar se agolpe al fondo de la ponchera, es mejor disolverla en agua preparando un almíbar liviano. En el caso de agregar especias, también puedes disolverlas en el almíbar o en jugos antes de agregarlas a estas la sangría.
Ingredientes y preparación de la sangría. Consejos para preparar sangría casera. 6 recetas fáciles para preparar sangría en casa

© Depositphotos.com/karandaev

Imagen 1. Las especias también forman parte de algunas recetas de sangría: canela, anís, cardamomo, ¡agrega las que quieras!.

Recetas de sangría con frutas frescas

Las frutas de estación son más sabrosas, y geniales para hacer estas recetas de sangría refrescantes, dulces y elegantes. Aquí te proponemos algunas buenas ideas:

Sangría de Estación

Lava, seca, y corta en rebanadas delgadas (quitando las semillas) una naranja, una pera, una manzana verde y media piña fresca, las dos últimas cortadas en cubitos. Mezcla todas las frutas en la ponchera, espolvoreándolas con un poco de azúcar moreno o azúcar común, y rociándolas con dos cucharadas de jugo fresco de lima (o de limón) y 1 taza de jugo fresco de naranja.

Deja macerar por una hora en la nevera y luego baña con una botella de vino tinto seco, el que prefieras. Sirve con unos cubos de hielo, trocitos de fruta, y decora con una cereza en el borde de la copa.

Sangría Especiada

Prepara esta delicia genial para los días fríos haciendo un almíbar con 3 cucharadas grandes de azúcar disueltas en 1/2 taza de agua. Cuando el almíbar esté listo, pon en la olla una rama de canela, coloca la tapa y deja enfriar así.

Una vez frío, pon en la ponchera las frutas, lavadas, peladas y cortadas en cubos: 2 melocotones, 2 naranjas, 2 plátanos, 1 manzana verde y el jugo de 1 limón. Baña con el almíbar especiado, revuelve, cubre y deja macerar en la nevera por 2 horas.

Después, agrega 1 botella de vino tinto de buena calidad y 1 taza de agua carbonatada (soda, agua gasificada, incluso agua tónica si te gusta). Enfría y sirve acompañando con media ramita de canela y un anís estrellado en cada copa.

Té Helado Diferente

Seguro que has oído habar del “Té Helado Long Island”, que poco tiene que ver con el té. ¡Pero esta sangría sí lo usa como ingrediente!

Prepara 4 tazas de té helado (si no sabes hacerlo, mira este enlace) usando tu té preferido. Ya listo y frío, vierte en la ponchera junto con 2 tazas de frutas frescas, bien lavadas, rebanadas, picadas y sin semillas. Te recomendamos usar frutas dulces como melocotones, albaricoques y kiwis, aunque puedes agregar las frutas que haya en el mercado de tu ciudad, como manzanas, bananas o la que quieras.

Mezcla e incorpora 2 tazas de vino blanco y dos a cuatro cucharadas de miel natural caliente, o sirope de maple natural. Mezcla bien y deja macerar en el refrigerador por, al menos, 2 horas antes de servir.

Recetas de sangría con frutas frescas y congeladas

Si en las góndolas del mercado aún no están disponibles tus frutas favoritas, no te quedes con las ganas de disfrutar de una sabrosa sangría casera. Sólo toma nota de estas recetas y combina las frutas frescas con las prácticas frutas congeladas.

Bayas y Burbujas

Pon en la ponchera o en una jarra grande mitades de rebanadas de una naranja (sin semillas pero con su cáscara), rebanadas finas de un limón pequeño, y 10 fresas fileteadas (cortadas en finas rebanadas).

En un bol pequeño, coloca 1/2 taza de arándanos congelados, 1/2 taza de moras congeladas, y 1/2 taza de frambuesas congeladas. Písalas un poco con el dorso de una cuchara, y vierte todo en la ponchera. Vuelca por encima 1 taza de jugo fresco de naranjas dulces, y una botella de vino blanco dulce. Mezcla, cubre con papel film, y deja macerar en el refrigerador por toda la noche, o al menos 4 horas. Incorpora una botella de tu cava, champaña o espumante favorito, mezcla bien, y enfría en la nevera hasta el momento de servir.

Moscato frutal

Pon a hervir 1 taza de agua con 1 taza de azúcar, a fuego bajo, hasta que el azúcar se disuelva y se haga un almíbar simple. Retira del calor y deja enfriar completamente. Ya frío, coloca en la licuadora 1 taza de frambuesas congeladas, 1/2 taza de arándanos dulces congelados, el jugo y pulpa de una naranja grande (o dos medianas) y el jugo y pulpa de una toronja fresca.

Pulsa para integrar bien, y agrega el almíbar frío y un pocillo (1/4 de taza) de triple sec. Pulsa nuevamente por unos segundos, y vierte todo en la ponchera o en una jarra grande. Completa agregando 700 cc de moscato, tu preferido. Mezcla bien, y decora con mitades de rebanadas finas de naranja fresca o confitada.

Sangría Pasión

Para hacer esta delicia de color rojo profundo, visita la góndola de las frutas congeladas del mercado local, y toma todas las que quieras. Pon en la ponchera media a una taza de: arándanos, arándanos agrios, moras, frambuesas, fresas y todos los congelados que desees. Presiónalos un poco con el dorso de una cuchara, espolvorea con una cucharada de azúcar, cubre y deja macerar en la nevera por dos horas.

Agrega después una copita de licor dulce (puedes usar brandy, licor de frutas o lo que quieras) en el que hayas disuelto 100 gramos de azúcar. Revuelve suavemente y agrega 1 botella de refresco de jengibre (ginger ale) y una botella de vino tinto de buena calidad. Enfría y disfruta de eta delicia.

Aprovecha las frutas que estén en estación y las congeladas, que tienen mucho sabor y son muy seguras, sin descongelarlas antes para preservar su estado y características. Usa bebidas de la mejor calidad, y no dejes pasar más de dos días desde la preparación y hasta el consumo de estas sabrosas sangrías caseras con frutas frescas.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Preparar Sangría con Frutas Frescas, te sugerimos que visites nuestra sección Tragos – Cocktails.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social