Cómo pelar frutos secos

La técnica para pelar almendras o nueces es muy simple.

Solo tenemos que sumergirlas en agua hirviendo por unos minutos, hasta notar que la piel comienza a desprenderse y entonces retirarlas.

Hay dos formas para terminar de retirar la piel. La primera será colocarlas en un repasador y luego frotarlas. La segunda, indicada para las almendras, es presionar sobre su raíz para que la piel se desprenda entera.

Gracias por leer Cómo pelar frutos secos, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
8 valoraciones.
El 75% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social