Musicoterapia para Calmar el Dolor

¿Qué es la musicoterapia?

La terapia de la música, o "musicoterapia", es la técnica de comunicarnos con el sutil lenguaje de las melodías para recibir sus enormes propiedades sanadoras para el cuerpo y la mente.

Los sonidos y su frecuencia vibratoria pueden influir en nuestro estado de ánimo, modificarlo, llenarnos de energía o relajarnos completamente. Pero también provocan reacciones en los neurotransmisores de nuestro cerebro, favoreciendo la liberación de hormonas y otros químicos corporales que accionan respuestas orgánicas, como la eliminación del dolor.

Así es: la musicoterapia puede quitarte ese dolor muscular, articular o corporal en general sin necesidad de recurrir a fármacos agresivos que sólo apuntan al síntoma, y no a la causa raíz que los hace aparecer en tu vida.

Cómo funciona la musicoterapia

La musicoterapia logra que nuestra mente funcione en sincronía con la música y sus emociones. Al ingresar el cerebro en un estado benefactor, el cuerpo lo refleja con sensaciones de bienestar. Así, la música puede influenciar a nuestra mente y distraerla del dolor, con sensaciones agradables, a la vez que provocando la liberación de químicos naturales que funcionan a modo de analgésicos.

Incluso se ha comprobado en ciertos pacientes que, ante cirugías complicadas, solicitan la asistencia de un musicoterapeuta para reemplazar la aplicación de sedantes. Muchos casos de partos naturales y cesáreas han sido testigos de las influencias relajantes del cuerpo que la música tiene sobre nosotros.

Cómo hacer musicoterapia en casa

Si sientes jaquecas, dolores de estómago, musculares o por golpes, afecciones de artritis, reuma u otros tipos semejantes de malestares en el cuerpo, prueba con la musicoterapia.

Encuentra un sitio relajado, una habitación aislada si te fuera posible. Cierra las ventanas para impedir que haya demasiada luz, enciende velas y sahumerios para crear un ambiente más perfumado e íntimo si eso te ayuda.
Siéntate o túmbate cómodamente, con los ojos cerrados y con tu música encendida a un volumen suave. Si vives en medio de una ruidosa ciudad, quizás quieras utilizar audífonos para permitir menos distracciones.

La música dependerá de tus propios gustos. En lo posible, elige canciones sin lírica o en idiomas que desconozcas, para que las palabras no te distraigan. El tipo de sonido depende sólo de ti: de la naturaleza, de lluvia, de aire, canciones con ritmos de tipo clásico, suaves o contemporáneas, incluso baladas que te ayuden a relajarte. Evita los sonidos estridentes y con agudos pronunciados porque alteran tus sentidos.

Escucha tu música por no menos de 10 minutos, mientras te concentras sólo en tu respiración, dejando ir todos los pensamientos que te agobien y también el recuerdo de ese dolor.

Estas son algunas canciones clásicas que han sido utilizadas en procedimientos quirúrgicos, para que tengas a modo de referencia y apliques en tu terapia:

  • "Concierto de Arpa", de Haendel.
  • "Concierto de oboe" de Vivaldi.
  • "Himno al Sol", de Rimsky-Korsakov.
  • "Serenata", de Schubert.
  • "Sueño de Amor", de Listz.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Musicoterapia para Calmar el Dolor, te sugerimos que visites nuestra sección Medicinas alternativas.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social