Cómo Lavar en Seco

¿Qué es el lavado en seco?

¿Has notado que hay prendas en cuya etiqueta se luce la simple y directa leyenda de "Sólo lavado en seco"?. Se trata de una técnica en la que se utilizan productos y maquinarias específicas para impedir la decoloración o deformación de géneros algo delicados, los cuales no resistirían los procesos de lavado tradicionales. Estos incluyen las fibras de acetato, la piel, el rayón, la gamuza y otras, encajes delicados y hasta dobleces o puntadas especiales.

Para el lavado en seco se usa detergentes y productos específicamente formulados que no utilizan agua como disolvente, sino algunos refinados tales como el percloroetileno ("perc") y otros químicos solubles. Ello no afecta las fibras, cuidándolas en su estructura e integridad; es decir, en su forma, elasticidad, color y consistencia.

El lavado en seco cuida de toda la prenda por la delicadeza de las mecánicas de higiene: el exterior, los forros del interior, detalles, accesorios, costuras y toda parte de tu más delicada blusa, traje o prenda, quedarán como nuevas. Sin embargo, es algo costoso llevar tus mejores ropas a la tintorería cada vez que las usas, por ende lo ideal será hacerlo en casa con procesos simples que imiten este proceso.

Pasos previos para lavar en seco

Primero debes analizar la mancha. Si fuese seca y fija, simplemente retírala y analiza el daño. A veces un simple repaso de agua cálida es suficiente. Si hubiera manchas profundas, debes preparar la prenda para llevarla a la tintorería o para lavarla en seco.

Para ello, cierra los botones o cremalleras y quita los accesorios móviles o los detalles que pudieran desteñir la tela. Verifica que no quede nada en bolsillos, fundas, forros y demás.

Si vas a llevar a la tintorería, es conveniente anotar en un papel de qué se trata la o las manchas que encuentres, pues cada una tiene su mejor solución. Si vas a lavar la prenda en casa, analiza cuál es la mejor opción para cada mancha difícil, leyendo nuestros artículos de limpieza de géneros.

Técnica casera para lavar en seco

A pesar del nombre del proceso, el lavado en seco casero se realiza inevitablemente con agua, por ende asegúrate primero que la prenda sea apta.
Prepara un cubo espacioso con agua fría y detergente de hojuelas o para ropa delicada. Agita para que haga espuma, y con cuidado, sumerge la prenda hasta mojarla completamente. Ve levantándola y volviéndola a sumergir sin rotar ni frotar, para que el limpiador comience a hacer efecto. Cada vez que la saques del agua puedes voltearla, para cambiar la superficie de contacto. Luego de unos 5 a 7 minutos haciendo este movimiento, deja en remojo por 30 a 60 minutos. Después, simplemente enjuágala sumergiéndola en agua fría y limpia, renovándola cada vez.

Para secar, no debes enroscar ni presionar la prenda. Simplemente colócala dentro de una gran toalla y enróllala sobre sí misma, para que se absorba el agua. Repite renovando la toalla las veces que fuera necesario, y luego deja secar extendida y bien acomodada, evitando el planchado.

Kits de lavado en seco

En algunos mercados podrás hallar un kit de lavado en seco en casa. Tras preparar la prenda, aplica el removedor específico sobre cada mancha y deja actuar conforme preparas la bolsa de lavado con las hojas del conjunto. Acomoda la prenda dentro de la bolsa con las hojas, y coloca en la secadora o en una lavadora mecánica manual, haciendo un ciclo suave y de baja temperatura.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Lavar en Seco, te sugerimos que visites nuestra sección Ropa y calzado.

Esta nota te fue útil?
82 valoraciones.
El 73% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social